Pedro Barato ha comenzado asegurando que, su presencia en este acto, era “para presentar a un amigo” y para lanzar previamente también una serie de reflexiones importantes sobre la realidad del sector del campo en la actualidad. El Presidente Nacional de ASAJA ha manifestado que “esto está cambiando” y que “sólo una media del 25% de la renta que percibe un agricultor, procede de la PAC” para situar a los asistentes al evento.

Barato ha explicado que, la Política Agraria Comunitaria “tiene dos partes: una que ya está ahí (y que nos dice que habrá unos 7.200 millones de euros cada año para nuestro país) y otra que está por determinar y que supondrá el modo en el que, ese dinero, se reparta entre las distintas Comunidades Autónomas”. En este sentido, ha manifestado que desde ASAJA están insistiendo al Ministro en que “hay que hacer una política agraria nacional”, evitando la lucha entre regiones. Sobre esos 7.100 millones de euros anuales, Pedro Barato ha asegurado que “es dinero suficiente si se administra bien”.

El Presidente Nacional de la ha manifestado que su formación quiere “que toda ayuda o todo pago compensatorio a un agricultor, se le dé por hacer algo” y, explicado todo lo anterior, ha recordado que “para saber qué va a ocurrir con cada uno de nosotros –ha dicho a los profesionales del campo- hay que esperar a ese reparto nacional en el que, esta próxima semana será clave”, si bien ha adelantado que, “casi con total seguridad, puede ocurrir que en Castilla-la Mancha cobremos lo que veníamos cobrando”. No obstante, Pedro Barato ha manifestado que “el 50% va a venir como antes pero, el otro 50%, hay que trabajarlo bien, porque está aún por ver qué va a suceder con muchas cuestiones”.

El líder de ASAJA en España ha afirmado que, la de la Política Agraria Comunitaria (PAC) “es una reforma de transición en la que debemos lograr que la Consejera ponga en valor cuatro líneas rojas: el vino, el aceite, la ganadería extensiva y todos aquellos cultivos que, aparentemente, no tienen importancia (como los melones, los ajos, las cebollas y, en definitiva, todos los productos de huerta y que, cada vez, tienen una presencia mayor)”.

Pedro Barato ha incidido en que, todo esto, ha de ir acompañado de una Concentración de la Oferta (porque “a los pocos que lo hacen, les va muy bien”, ha dicho) y de una Ley de Cadena de Valor que dé a lo nuestro “precio, garantía de cobro y transparencia”. Además, ha reivindicado “que no exista más desigualdad de la que ya hay” y ha solicitado, por ejemplo, que los fondos dirigidos al Desarrollo Rural, se enfoquen “en la incorporación de los jóvenes al campo, o en infraestructuras necesarias”.

Sobre el sector del Aceite de Oliva, Pedro Barato ha manifestado que Castilla-la Mancha es una región “con un gran aceite”, pero ha añadido que “nos ha dado por venderlo en botellas de 25.000 litros en lugar de uno” y que por ahí debe caminar nuestra búsqueda de valor añadido.

El Presidente Nacional de ASAJA ha aconsejado que se dejen de buscar culpables y se busquen soluciones porque, si no, todas estas cuestiones “van a ser imposibles”, y ha instado a ir pensando “en ver las cosas de otras formas porque la PAC acabará con el tiempo siendo concebida como un complemento y dependeremos cada vez más del mercado” añadiendo que, para ello “necesitamos antes tener unas reglas donde no nos roben”.

Tras este intenso preludio en el que ha repasado de manera general la situación del sector agropecuario a todos los niveles, Pedro Barato ha procedido a presentar al conferenciante, don Andrés Gómez Mora, en un discurso cargado de cariño y de guiños a la confianza y el respeto que ambos se tienen. Barato ha dicho de Gómez Mora que “en el mundo del Aceite en los Montes de Toledo, fue el padre de la criatura que tantas alegrías nos ha dado”. Lo ha calificado como un “Catedrático de la Universidad de la vida” que lo ha demostrado todo y ha destacado de él una cualidad que, ha asegurado, se está perdiendo (sobre todo en el mundo del campo): que es un hombre que “cuando da su palabra, la cumple”.

Pedro Barato ha concluido su intervención recordando aquello que tiempo atrás le dijo su padre con un contundente “Andrés Gómez Mora es un tío cabal”.