, presidente de ASAJA, insiste en que se debe dar prioridad al presupuesto a la PAC a partir de 2020. El máximo representante de rechaza frontalmente cualquier recorte en la Política Agraria Común al entender que “la renta de los agricultores debe estar garantizada”. Y así lo defenderá este jueves en Lisboa, en el marco del I Congreso Ibérico del Maíz. Barato incide en que “el sector no puede soportar nuevas reducciones presupuestarias que, además, no tienen ninguna justificación”. Es más, sostiene que “la PAC no debe pagar los platos rotos del Brexit”. Barato también rechaza la reducción de la aportación comunitaria de un 10% en los , porque “el FEDER debe seguir formando parte de los fondos estructurales”. Recuerda que las decisiones presupuestarias en el capítulo agrícola se toman por unanimidad del , por lo que entiende que es fundamental mantener la presión frente a los países que quieren una PAC más débil.

En cuanto al desarrollo normativo, desde ASAJA defienden una simplificación burocrática real, tener un plan estratégico único para España -evitando la ‘regionalización’- y el mantenimiento de los dos pilares de la PAC sin transferencias, especialmente del primero al segundo. España destina cerca de un 15% de la PAC al segundo pilar y va a tener serios problemas para remediar el brutal recorte de los fondos destinados a Desarrollo Rural. Pedro Barato dice que “el dinero de la PAC donde mejor está es en el bolsillo de los agricultores”, por lo que la organización agraria apuesta por los pagos directos del primer pilar, “porque son la principal garantía de renta de las explotaciones agrarias”.

Desde la organización agraria exigen que los pequeños productores no sean usados como arma arrojadiza para atacar a los profesionales de la agricultura a través del ‘juego de porcentajes’, el famoso 80-20 con el que el 80% de las ayudas PAC van a parar al 20% de los beneficiarios. Hasta ahora es solo una propuesta, pero si finalmente se impone el ‘capping’ , el establecimiento de un techo de ayudas que obligará a muchos agricultores a dividir sus explotaciones.

Asimismo, Pedro Barato reivindicará desde Lisboa mayor protagonismo para los jóvenes agricultores. “El relevo generacional debe ser un objetivo prioritario, así como cualquier herramienta de lucha contra el despoblamiento del medio rural”, incide. Para conseguir una buena Política Agraria Común, ASAJA apuesta también por la innovación, necesaria para la producción, mejora medioambiental y lucha contra el cambio climático. Y es que otro eje fundamental debe ser el regadío, con una política sostenible y, al mismo tiempo, productiva, rechazando las eventuales restricciones a la inversión en regadíos que se puede interpretar de la propuesta de la nueva PAC.