OBSERVACIÓN IMPORTANTE: Si quieres ver la II parte de esta tertulia PINCHA AQUÍ

(funcionario de Justicia, sindicalista y, en su día, secretario general de estas Comisiones Obreras regional que celebra su 40º aniversario); y y López (ambos, miembros de aquella primera Ejecutiva que tuvo CC.OO. en Castilla-La Mancha). son los tres invitados de excepción que nos acompañan en esta primera entrega que el Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca quiere dedicar al sindicato CC.OO. con motivo de la celebración de sus primeras cuatro décadas de existencia.

Juan Antonio Mata: “Éramos parte activa de un país movilizado buscando y exigiendo la libertad plena”

‘Tertulianos en la Red’ se remonta a aquel 9 de enero de 1977 en el que, en el mismo despacho que apenas quince días después (el 24 de enero) se vivió el cruel asesinato de los conocidos como abogados laboralistas de Atocha a manos de una banda fascista, se aprobó (con 50 votos a favor y una abstención) la creación de Comisiones Obreras en Castilla-La Mancha.

Durante este primer programa (de los dos que dedicaremos a esta efeméride) nuestros invitados recuerdan, por ejemplo, qué papel tuvieron respectivamente en aquella fecha y en las ‘batallas’ previas que hubo que librar para hacer posible, entre otros, también aquel logro social que marcó un antes y un después en materia de derechos y dignidad para los trabajadores y trabajadoras de este país.

Ricardo Cantos: “Recibimos muchos palos, nos dieron bien…”

Todos ellos recuerdan aquellos años en los que, militantes clandestinos de un entonces todavía no legalizado, se jugaban casi a cada instante ‘el pellejo’ y la integridad física (y también psicológica). “Éramos parte activa de un país movilizado buscando y exigiendo la libertad plena”, recuerda Mata, que pone sobre la mesa una fecha que resultó crucial en Albacete: la del 12 de noviembre de 1976, y la huelga general cuya manifestación se siguió aquí masivamente. “Recibimos muchos palos, nos dieron bien…” rememoran todos, sobre todo Ricardo (uno de los que ‘atrapó la policía ese día, pasando 72 horas “guardado” y “maltratado mucho psicológicamente”…).

Venancio asegura recordar, sobre todas las cosas, de aquellos tiempos “el miedo que pasaba… fueron unos años intensos buscando el modo de configurarnos como sindicato y, al mismo tiempo, en la lucha por conquistar plenamente la Democracia en este país…”.

Nuestros tres ‘tertulianos’ (si bien hoy podríamos llamarles más bien ‘homenajeados’), recuerdan sus quedadas secretas nocturnas “para hacer pintadas y repartir propaganda puerta a puerta, con la policía casi en los talones…”; saben bien lo mucho que costó alcanzar todo lo que lograron para la sociedad, por eso Mata es claro al oponerse frontalmente a que alguien se refiera a él (y a los que como él actuaron en su día) como ‘casta’: “Me resulta insultante -dice-; somos luchadores”.

Venancio Cuenca: “Nos reunimos en aquel despacho de Atocha quince después, y en el suelo todavía quedaban restos de la sangre de nuestros compañeros abogados…”

Aún se emocionan cuando rebobinan el tiempo hasta aquel 24 de enero que acabó con la vida de los abogados de Atocha: “Quince días después nos reunimos en ese mismo despacho, y todavía quedaba en el suelo parte de la sangre de aquellos compañeros… nos juntamos allí para tratar de seguir estudiando qué acciones sindicales podíamos llevar a cabo en nuestro afán de seguir conquistando la Democracia”, cuenta Venancio.

Un recuerdo que duele, como Juan Antonio Mata afirma que le duelen actitudes como la del alcalde de con respecto a aquel asesinato de enero del ’77: “Ese alcalde es una persona indigna en el más estricto término democrático -afirma-; dice que no quiere ‘herir sensibilidades…’, y yo me pregunto, ¿sensibilidades de quién? ¿de aquellos fascistas que asesinaron, entre aquellos abogados, a uno que era vecino de su propio pueblo…?” exclama, apenado y crítico.

Ricardo recuerda cómo en aquellos años, tanto las Comisiones Obreras como el Partido Comunista eran la parte más activa en la defensa por los derechos sociales durante aquellos años complicados y cómo se hicieron pronto (y por méritos propios) con la admiración y la confianza de buen número de españoles. Con el paso de los años, reconocen que ha habido cosas que no se han hecho bien pero, como pone en valor Ricardo, aseguran estar “muy satisfechos de haber configurado un sindicato tan fuerte como éste”, a lo que Mata apostilla que “luchó por la libertad y que, una vez conseguida, ha ayudado a la construcción de un marco de derechos para los trabajadores y trabajadoras de este país que se ha mantenido intacto hasta 2011 y las políticas de Rajoy, Cospedal y compañía…”.

Juan Antonio Mata: “Con la Huelga General que se hizo a Aznar en 2002, las ‘derechas’ (la económica, la política y la mediática) decidieron que tenían que ir a por el movimiento sindical”

Ricardo resalta que “se han cometido fallos en el camino sindical, sí, pero también hay algo innegable: la prensa ahora machaca constantemente al sindicalismo, los medios (ahora muy al servicio del capital) ignoran ahora a los sindicatos de clase, y eso hace mella entre la ciudadanía y va calando…”. Juan Antonio Mata comparte esa opinión y considera que ese ‘ataque’ tiene una fecha de inicio clara: “La Huelga General que se hizo a Aznar en 2002; ahí, las ‘derechas’ (la económica, la política y la mediática) decidieron que tenían que ir a por el movimiento sindical, y comenzó en linchamiento; y los ciudadanos, los trabajadores, han de saber que aunque se han cometido errores, pero que lo esencial de nuestra lucha sigue vivo, y que por eso el sindicalismo está siendo machacado”.

Son algunas de las interesantísimas reflexiones que ustedes pueden compartir con nuestros tres invitados en este primer capítulo de ‘Tertulianos en la Red’ dentro del homenaje que La Cerca hace a las Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha coincidiendo con el 40º aniversario de su creación.

OBSERVACIÓN IMPORTANTE: Si quieres ver la II parte de esta tertulia PINCHA AQUÍ

Si lo desean, pueden visionar el programa completo a través del vídeo que acompaña a este texto.