Concretamente, en la Comunidad de Madrid se han desmantelado plantaciones en Chinchón, Rivas (en el ámbito de la Cañada Real) y Velilla de . En una de ellas, se constató que se producía un consumo eléctrico equivalente a un edificio de 30 viviendas.

También se ha requisado gran cantidad de dinero en efectivo, llegando en uno de los casos a disponer de 45.000 euros en efectivo, multitud de elementos para el cultivo en viviendas y armas de fuego con numerosa munición.

Según ha informado Jefatura Superior de en un comunicado, los arrestos se han llevado a cabo en el marco de cuatro operaciones y se han desmantelado seis plantaciones. Se les acusa de presuntos delitos contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico.

Dos de las operaciones culminaron con el arresto de siete individuos, logrando desmantelar dos plantaciones donde se intervino más de 3.500 plantas de marihuana. Las dos primeras detenciones se practicaron en el distrito de y en el desarrollo del operativo, los investigados se desplazaron en una furgoneta de alquiler hasta la localidad de Los Navalmorales, donde los agentes observaron que cargaban cajas susceptibles de contener sustancias estupefacientes.

Tras un seguimiento a los ocupantes se realizó un control y registro en su vehículo, dando como resultado la intervención de 3.000 plantas de marihuana, extractores, filtros, focos, garrafas, transformadores, un calentador y un generador de ozono. Las otras cinco personas se arrestaron en la localidad madrileña de Velilla de San Antonio, donde los agentes requisan 593 plantas de marihuana en el sótano de la vivienda.

CONSUMO ELÉCTRICO COMO UN EDIFICIO DE 30 VIVIENDAS

En Rivas y tras tres registros efectuados en la Cañada Real Galiana, los investigadores han detenido a otras dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y defraudación del fluido eléctrico.

Así, consiguieron desmantelar tres plantaciones de marihuana e intervenir una pistola, una escopeta, numerosos cartuchos y cargadores que se encontraban alimentados con munición.

Cuando los agentes accedieron a una de las parcelas de la Cañada Real Galiana encontraron a una mujer contando una gran cantidad de dinero mientras el varón intentaba huir por una ventana que daba acceso a una terraza con un acceso al edificio contiguo.

Los agentes realizaron tres registros en total en esta ubicación, en la que previamente habían detectado un consumo similar al de un edificio de 30 viviendas. Posteriormente, pudieron acreditar que se venía cometiendo un fraude contra el fluido eléctrico.

Además, lograron intervenir 1.700 plantas de marihuana, medios técnicos de todas las instalaciones artificiales, armas, municiones y 45.000 euros en efectivo.

En otra de las operaciones, que se ha desarrollado en el municipio de Chinchón, los investigadores se incautaron de 643 plantas de marihuana y 20 gramos de anfetamina, encontrándose los agentes con fuertes medidas de seguridad que el detenido había instalado para impedir la entrada en la vivienda.

Tanto los detenidos como el material incautado fueron puestos a disposición judicial. En las operaciones han participado la Organizado de Madrid, el Grupo Operativo de Investigación Zonal y han contado la colaboración de la Unidad de Intervención Policial y el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas.