En 2019 el programa va a llegar a un total de 96 municipios toledanos y para su desarrollo la Junta de ha aprobado una inversión de 75.000 euros, según ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

En este sentido, se trata de implicar a los toledanos más jóvenes, principalmente de entre 9 y 12 años, así como a sus familias y profesorado, en el uso acertado de las nuevas tecnologías de la información, para evitar su abuso y uso inadecuado.

El objetivo de esta iniciativa, que la Diputación de Toledo puso en marcha el año pasado por primera vez y que tuvo una gran acogida, es prevenir los posibles y abundantes efectos negativos que pueden tener en los menores el uso de móviles, Internet y redes sociales, tales como la adicción, comportamientos sociales inadecuados y otras influencias perjudiciales en los valores, actitudes y hábitos de vida, cuyo alcance, importancia y repercusión es necesario valorar para adoptar las medidas preventivas adecuadas.

Desde la Diputación se ofrece a los ayuntamientos de la provincia de Toledo herramientas necesarias para el desarrollo de talleres coordinados por especialistas para que jóvenes y familias participen de una actividad que busca racionalizar el acceso y consumo de Internet.

Tres son los talleres que se proponen para alcanzar los horizontes deseados, divididos en un taller teórico-práctico dirigido a jóvenes de 9-12 años, un taller teórico-práctico para mayores de 14 años, y un tercero destinado a padres, madres y profesorado.

La iniciativa apuesta por la sensibilización social para evitar el uso abusivo y perjudicial de las nuevas tecnologías, apoyada en la información veraz, la alfabetización digital y los problemas derivados de las redes, potenciando una capacidad de reflexión y crítica como autodefensa.

La actividad formativa llevará a cabo actividades como sesiones informativas, charlas, debates, actividades lúdico educativas y cursos, con el fin de facilitar la adquisición de hábitos saludables.

De este modo, la Diputación de Toledo confirma un programa de gran implantación social, que el pasado año recibió el galardón de buenas prácticas de , siendo la única administración en obtenerlo en 2018 y la segunda en toda la historia de estos premios, lo que define la importancia y acierto de esta iniciativa de la Institución provincial.