El subdelegado del Gobierno en , , ha participado este miércoles en un control preventivo en el kilómetro 87 de la N-401, donde se ha detectado 16 positivos por exceso de velocidad, uno por drogas, otro por conducir con el carné caducado y otro por adelantamiento antirreglamentario.

Asimismo, el subdelegado del Gobierno ha pedido prudencia a los conductores ante el comienzo a las 15.00 horas de la II Fase de la Operación Salida de Semana Santa, “la más importante y en la que se prevén un mayor número de desplazamientos, tal y como ha informado en nota de prensa la Subdelegación del .

Del mismo modo, Gregorio, que ha estado acompañado por el director provincial y coordinador regional de Tráfico, , y por el jefe del Sector de Trafico de la Guardia Civil, , ha comentado que en la I Fase de la Operación Especial de Semana Santa se han producido ocho accidentes con víctimas, en concreto dos víctimas mortales en la provincia de Toledo, todos en carreteras convencionales de doble sentido.

De esta manera, Gregorio ha explicado que el objetivo de estos controles preventivos es, precisamente, extremar la vigilancia en las carreteras secundarias no desdobladas y de un carril en cada sentido, donde se ha intensificado la vigilancia por parte de la DGT, ya que en ellas se produce, como ha indicado el subdelegado, “el 78 por ciento de las víctimas mortales y son las más peligrosas”.

Además este tipo de vías representan el 90 por ciento de las vías interurbanas —casi 140.000 kilómetros—, pese a soportar un menor número de desplazamientos que las vías desdobladas —autovías y autopistas—.

En su intervención, Gregorio ha destacado la importancia que tienen estos controles para prevenir accidentes que tienen que ver con la velocidad, alcoholemia y drogas y las conductas de riesgo como son los adelantamientos antirreglamentarios, las distracciones y el no uso de sistemas de retención, ha informado la Subdelegación del Gobierno.

LA VELOCIDAD PRINCIPAL CAUSA

Además, ha resaltado la velocidad como principal causa de accidentes. “Recordad que uno de cada cuatro fallecidos en accidente de tráfico lo es por esta causa y que en las carreteras secundarias casi el 40 por ciento de los vehículos superan la velocidad máxima establecida, y por supuesto no olvidemos que los grandes excesos de velocidad son delito según el Código Penal”, ha recordado.

Del mismo modo, Gregorio se ha mostrado satisfecho “al haberse cumplido las expectativas, en cuanto a un incremento de los desplazamientos con respecto a anteriores años, por diferentes factores”, como el retraso de la Semana Santa hasta abril, el cambio horario, que no haya habido puentes anteriores en 2014, la mejora del parque móvil y sobre todo al mejor contexto socioeconómico actual.

También ha dado gran importancia a la eficacia de las medidas de la DGT que los conductores deben tener en cuenta como “la importancia de estar bien informado a la hora de iniciar el traslado, evitar los días y horas de mayor intensidad de tráfico t conocer los puntos conflictivos, obras y los posibles itinerarios alternativos”, al tiempo que ha pedido que se extremen las precauciones con los más vulnerables en las carreteras, los peatones, los ciclistas y evitar distracciones que provoquen las salidas de la vía, una de las mayores causas de accidentes en este tipo de carreteras.

Finalmente, ha agradecido a los agentes de la Guardia Civil su trabajo por la seguridad de las personas vigilando las carreteras. “Son los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, unos 900 en la región y unos 300 en la provincia, los encargados de esa vigilancia, tanto por tierra como por aire con los helicópteros de la DGT, incluido el que lleva incorporado el radar Pegasus”, al tiempo que ha expresado su deseo de que “en esta Semana Santa se sigan reduciendo los muertos en las vías interurbanas como viene ocurriendo en los últimos años: 45 en 2012, 26 en 2013, en España”.