Esta decisión del juzgado se produce, según han informado a Europa Press fuentes judiciales, después del juicio rápido por estos hechos que se celebró este miércoles en el juzgado toledano, donde el procesado reconoció ser el autor de la agresión.

También ha sido condenado a indemnizar a la víctima con 1.500 euros y a la prohibición de aproximación a ella a una distancia de 500 metros, así como a la prohibición de comunicación con la misma durante dos años.

Con todo, según las fuentes judiciales consultadas, la defensa y el interesaron la suspensión de la pena de prisión —no de la responsabilidad civil ni de la prohibición de acercamiento y comunicación— a condición de que el condenado no delinca en un periodo de dos años. El Juzgado accedió a dicha petición de suspensión y la sentencia es firme.

El joven condenado, de 18 años de edad, fue detenido en la tarde-noche del pasado lunes tras la investigación iniciada por la tras unos hechos que tuvieron lugar sobre las 11.43 horas en la Avenida de Europa de la capital regional.

Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Policía Nacional y una UVI móvil, que tras atender al menor lo trasladaron al .