Se trata de una iniciativa que pretende unir en sus reclamaciones a los municipios pertenecientes a la Mancomunidad Suroeste de la Comunidad de Madrid, las Mancomunidades de Municipios de la Sagra Alta y Sagra Baja de la provincia de Toledo y la localidad madrileña de .

Según los regidores, dicha zona aglutina a más de 350.000 habitantes, cuanta con un amplio desarrollo industrial y con barrios de nueva creación que precisan de cuestiones como la ampliación de la red de Cercanías desde las líneas C-3, C-4 y C-5, el desdoblamiento de la A-42, los enlaces con carreteras regionales o la mejora de las frecuencias y conexiones de autobuses.

Al encuentro han acudido regidores de todo signo político procedentes de los municipios de Parla, Illescas, Seseña, Yuncos Alameda de la Sagra, Carranque, Yeles, El Viso de , Esquivias, Serranillos del Valle, Cedillo del Condado, Borox, Añover de Tajo, Pantoja, Casarrubuelos, Torrejón de la Calzada, Cabañas de la Sagra, Magán, Villaluenga de la Sagra, Cobeja, Batres, Griñón, Yuncler y Ugena.

El alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás, ha señalado que dichos municipios comparten problemas de accesibilidad y conexión, lo cual redunda en cuestiones medioambientales provocadas por los continuos atascos que se producen en la A-42, si bien todas las localidades tienen desarrollos industriales que suponen un foco de empleo.

Está previsto que la próxima reunión sirva para concretar planes de actuación y reclamaciones individualizadas para defender los intereses de sus vecinos, si bien pretenden que el número de localidades que se unan a esta iniciativa aumente hasta los 35 municipios tanto de la provincia de Toledo como del sur de la Comunidad de Madrid.