Los hechos, según el relato que ha hecho el fiscal en su escrito de acusación que recoge Europa Press, ocurrieron sobre las 9.50 del 19 de junio de 2015, cuando los acusados M.R., O.G. y S.A., junto con otros dos individuos cuya identidad se desconoce, y de común acuerdo, se dirigieron, en el vehículo matrícula propiedad de O.G. a la vivienda sita en Illescas propiedad de V.M.L.

Una vez allí, guiados de animo de haber cosas de ajena pertenencia, M.R. y S.A. y los otros dos individuos desconocidos accedieron mediante escalo al patio interior de la vivienda, forzando la puerta que da acceso al garaje para lo cual utilizaron un desencofrador.

Una vez en el garaje, cerraron de nuevo la puerta forzada con adhesivo y esperaron, escondidos detrás de diversos enseres, a que regresara de nuevo a casa su moradora, que había ido a llevar a sus hijos al colegio junto a su madre.

Mientras esto ocurría dentro del garaje, el acusado O.G. ejercía labores de vigilancia desde el exterior, apostado en su vehículo, por la que tiene su entrada el garaje de la vivienda.

Sobre las 10.00 horas la víctima y su madre regresaron a la vivienda a bordo del vehículo Rav4, y lo estacionó en el interior de su garaje, momento en que los acusados las abordaron acometiéndoles con armas y cubriendo sus rostros con bufandas tubulares y capuchas para evitar ser reconocidos.

A partir de ahí, y durante al menos una hora, los atracadores comenzaron la búsqueda del dinero que los moradores escondían en su domicilio y del que los acusados conocían su existencia, para lo cual dejaron en el garaje custodiada bajo pistola por uno de ellos impidiendo durante este tiempo su libertad de deambulación, y se llevaron a maniatada y amenazada con arma por todas las estancias de la casa, hasta dar con él, a la vez que sustraían todas las joyas y diversos efectos que encontraban a su paso.

Como la víctima no daba razón del paradero del dinero, pues no sabía dónde lo guardaba su marido, los acusados comenzaron a ponerse violentos amenazándola con cortarle los dedos con un cúter, le introdujeron en la boca el cañón de una escopeta de caza cargada, propiedad de la familia y que allí encontraron y la cual se encontraba en perfecto estado de funcionamiento, amenazándola con hacerle daño a su familia.

De igual modo, le dieron golpes en la espalda con el desencofrador que portaban para dejarla atada de pies y manos, con la cabeza tapada, en una de las habitaciones impidiendo su libertad de deambulación.

Finalmente los acusados consiguieron hacerse con el dinero que la familia escondía en una mochila en la habitación de los niños, apoderándose así de 150.000 euros en efectivo, momento en que se dieron a la fuga en el vehículo de la víctima, en el que cargaron el resto de los efectos sustraídos tales como joyas, relojes, una tablet Galaxy, un teléfono móvil Samsung, un iPOD Touch, iPHONE 5, y una escopeta.

Los propietarios reclaman por todos los efectos sustraídos, que no han sido tasados hasta este momento, de los cuales solo han recuperado el vehículo Toyota Rav4, la escopeta, el teléfono Samsung Galaxy IMEI,el reloj Lotus esfera azul, el reloj Viceroy correa marrón y un maletín con ordenador portátil.

A consecuencia de estos hechos, V.M.L. sufrió lesiones consistentes en hematoma cara externa del quinto dedo mano derecha, hematoma cara externa mano derecha, hematoma antebrazo izquierdo y brazo izquierdo, dolor a la palpación en musculatura paravertebral cervical y lesiones psíquicas, para cuya sanidad invirtió 15 días, todos ellos impeditivos para sus ocupaciones habituales; así como tres puntos de secuelas por estrés postraumático.

Así mismo A.M.L. sufrió lesiones psíquicas, para cuya sanidad invirtió 15 días de sanidad todos ellos impeditivos para sus ocupaciones habituales; así como 3 puntos de secuelas por estrés postraumático.

REGISTRO DE LOS DOMICILIOS

A raíz de las investigaciones de la Guardia Civil, el 15 de enero de 2016 se dictó un auto para la entrada y el registro en la vivienda que constituía el domicilio habitual de O.G. en Fuente el Saz de () y la vivienda de Numancia de la Sagra, domicilio habitual de M.R., que se practicaron el día 19 de enero de 2016 y en los que se intervino varios gramos de ‘cannavis’.

Asimismo, en la en casa de Fuente el Saz de Jarama, domicilio habitual del acusado O.G. y de sus familiares H.G, A.Y. y M.Y se les incauto algunos de los efectos sustraídos en el robo de la vivienda de V.N.L., tales como el ordenador portátil, la caja de reloj Lotus vacía y 12.100 euros distribuidos de forma coincidente con el fraccionamiento del dinero sustraído y oculto en sobres entre la ropa de los tres acusados, y que los mismos habían adquirido “con pleno conocimiento de su procedencia ilícita”.

Los acusados M.R. y O.G. están privados de libertad con carácterprovisional, a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de lllescas y por su presunta participación en los hechos relatados, desde el día 19 de enero de 2016. Igualmente el acusado S.A. ésta privado de libertad por estos hechos desde el día 21 de marzo de 2017.

DELITOS

Con todo, el pide para M.R. 21 años de cárcel, que se dividen en 6 años por detención ilegal en concurso con un delito de robo con violencia e intimidación, otros 6 años por detención ilegal, 3 años por cada uno de los dos delitos de lesiones que presuntamente cometió, un año por tenencia ilícita de armas y dos años por un delito de receptación.

Asimismo, para S.A. pide un total de 19 años de cárcel divididos en 6 años por detención ilegal en concurso con un delito de robo con violencia e intimidación, otros 6 años por detención ilegal, 3 años por cada uno de los dos delitos de lesiones que presuntamente cometió y un año de cárcel por tenencia ilícita de armas.

De su lado, a O.G. la Fiscalía le pide 15 años de cárcel que se reparten en 6 años de prisión por detención ilegal en concurso con un delito de robo con violencia e intimidación, otro 6 por detención ilegal y 3 años de cárcel por un delito contra la salud pública.

Finalmente, para H.G., A.Y. y M.Y., el fiscal solicita 2 años de prisión para cada uno de ellos por receptación.