La regidora se ha referido a la imagen de este viernes como la de la “solidaridad” y ha agradecido a las familias presentes y al resto, por extensión. “Sin vosotros, esto no podría hacerse realidad”, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Así lo ha expuesto durante su discurso en el antiguo Salón de Plenos, donde también ha estado acompañada por las concejalas de Protección social y Reducción de la Desigualdad, , y de Relaciones Institucionales, ; la presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblos Saharaui, , y Boulahi, delegado del pueblo saharaui en Castilla-La Mancha.

La alcaldesa ha señalado que para ella la solidaridad es lo más importante de los valores humanos, por eso ha destacado estos dos meses de felicidad que van a ofrecer a los niños de los campamentos de refugiados saharauis, tiempo en el que abren de par en par las puertas de sus casas a todos ellos. “Nos enseñáis el camino a los responsables políticos de por donde tenemos que ir”, ha dicho.

Tita García Élez se ha referido a que las Cortes de Castilla-La Mancha trabajan a través de un intergrupo que tienen con el pueblo saharaui, y refiriéndose a la diputada regional , talaverana y también presente en este acto, ha dicho que esta relación se va a mantener y va a mejorar de la mano de ella.

Nuria Sánchez, por su parte, ha puesto en valor a los hombres y mujeres que año tras año abren sus puertas y corazones para compartir lo que tienen.

Elena Villanueva ha agradecido a la alcaldesa porque estando o no en la Alcaldía, el pueblo saharaui no se le ha olvidado nunca, al tiempo que ha aprovechado para pedir al Gobierno actual la recuperación del proyecto de cooperación para las ciudades hermanadas.

Igualmente, ha demostrado que este año ha sido “duro e intenso”, aunque finalmente se ha conseguido traer a 40 niños, cuatro de ellos con discapacidad. La presidenta ha remarcado que las madres saharauis están tranquilas porque saben que sus hijos están e”n buenas manos” y ha expresado que la adaptación de los nuevos está siendo “excelente”.

En Talavera, la Asociación comenzó su labor en el año 95, 24 años en los que el colectivo viene repitiendo el deseo de que “los saharauis se vayan a su tierra y el Sáhara sea libre”, aunque la propia Villanueva ha lamentado las dificultades en las Relaciones Internacionales para la realización de un referéndum de autodeterminación y que “los saharauis decidan donde quieren vivir”.