En nota de prensa, la Guardia Civil ha explicado que el pasado viernes, 6 de diciembre, tras recibir aviso a través del centro de emergencias 112, los agentes activaron de inmediato el protocolo de parada de vehículos que circulan en sentido contrario al estipulado en vías desdobladas, consiguiendo localizar e interceptar el turismo que circulaba de forma temeraria en el kilómetro 27.00 de la citada autovía sin que se produjera ningún accidente.

Los agentes, que sospechan que el vehículo ha recorrido un total de 11 kilómetros en sentido contrario antes de poder ser detenido, tras identificar al conductor de 39 años de edad y vecino de la localidad de Consuegra comprobaron que se encontraba bajo la influencia de bebidas alcohólicas, arrojando una tasa final en las pruebas de alcoholemia que cuadruplicada la máxima permitida.

Por parte del Subsector de Tráfico de Toledo se han iniciado diligencias penales, que han concluido con la investigación de este conductor por dos delitos contra la seguridad vial; uno por conducción temeraria y otro por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Tras levantar la inmovilización del vehículo por desaparecer las causas que lo motivaron, y quedar el conductor investigado en libertad con cargos, sobre las 12.20 horas del sábado, 7 de diciembre, se volvió a recibir llamada de alerta a través del teléfono de emergencias 112, que advertía de un vehículo que circulaba en sentido contrario, de nuevo por la CM-42.

Activado de nuevo el protocolo de parada establecido para estos casos, se pudo detener al turismo sobre el kilómetro 8.500 de la citada autovía, comprobando que era el mismo vehículo y conductor detenido en la madrugada del viernes por los mismos hechos y en las mismas circunstancias.

Por parte del Subsector de Tráfico de Toledo se han iniciado actuaciones pertinentes para el depósito del vehículo utilizado para la comisión de los delitos contra la seguridad vial de conducción temeraria y bajo la influencia de bebidas alcohólicas, así como el inicio del procedimiento establecido para la suspensión inmediata del permiso de conducción previsto en el vigente Reglamento General de Conductores hasta que se verifiquen las condiciones psicofísicas de este conductor.