Un número de asistentes, entre los que se encontraba la diputada de Cultura, e Igualdad, , que confirma el “éxito” de esta actividad que, bajo el título ‘Planetas y Luna 1.200 años después’ y dirigida por la , proponía una charla de iniciación a la astronomía, dos talleres prácticos y la observación guiada e interactiva del firmamento, según ha informado la Diputación en nota de prensa.

Todas las plazas de los dos talleres quedaron ocupadas por público de todas las edades que disfrutaron y aprendieron a construir un nocturlabio, que es un instrumento para calcular la hora por la noche, y a adentrarse en el dibujo astronómico de estrellas y planetas tal y como lo hacían los antiguos astrónomos.

Pero, sin duda, el momento más intenso de la tarde noche fue al caer el sol y participar en la observación astronómica con telescopios que abarrotó de personas la magnífica explanada del entorno de Melque.

La posición de los planetas principales y la Luna en el cielo visibles gracias a los telescopios hicieron posible disfrutar a todos los asistentes, niños y niñas, jóvenes y mayores, de una noche de verano en torno a la astronomía, los planetas y las estrellas que en el cielo de Melque ofrece en una experiencia única y sorprendente.

Entre otras cosas, pudieron ver la Luna en una fase que sobrepasa el cuarto creciente, ofreciendo gran parte de su superficie y mostrando detalles muy interesantes. También Júpiter y la ocultación de su satélite Europa, Saturno y sus anillos espectaculares, Venus o Mercurio.

Después de la observación de estrellas y planetas, Melque acogerá la exposición de , del 14 de septiembre al 2 de diciembre.

Y entre el 27 y el 29 de julio el II Encuentro internacional de juglares, trovadores y cuenteros, para continuar con las Veladas de Melque, con seis conciertos previstos: , el 11 de agosto; , el 18 de agosto; el grupo , el 1 de septiembre; The Sunday Drivers, el 8 de septiembre; en agosto actuará el guitarrista , y también se incorporan al programa las actuaciones de dos corales, la de , el 22 de septiembre, y la , el 29 de septiembre.

El monumento visigodo mejor conservado de la península ibérica, cuya construcción data de los siglos VII y VIII, declarado Bien de Interés Cultural, cumple este año 50 años desde su compra, en 1968, lo que permitió su conservación y disfrute para estudiosos y público en general.