Los 90 nuevos residentes que han iniciado su formación ese año pertenecen a 38 especialidades diferentes para las que el Área de Toledo está acreditada para impartir formación de postgrado tanto de Medicina como de Enfermería, ha informado el Sescam en nota de prensa.

Los residentes pertenecen a las Unidades Docentes Multiprofesionales de Geriatría (MIR y EIR), de Pediatría (MIR y EIR), (MIR, PIR y EIR) y de Atención Familiar y Comunitaria (MIR y EIR), Matronas, así como a las especialidades de, Alergología, Análisis Clínicos, Anatomía Patológica, Anestesiología y Reanimación, Angiología y Cirugía Vascular, Aparato Digestivo, Bioquímica y Cardiología.

También a las unidades de Cirugía General y del Aparato Digestivo, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Dermatología, Endocrinología y Nutrición, Farmacia Hospitalaria, Hematología y Hemoterapia, Medicina Física y Rehabilitación, , , y .

Del mismo modo, participarán en Medicina de Trabajo, Nefrología, Neurocirugía, Neurofisiología Clínica, Neurología, Obstetricia y Ginecología, Oftalmología, Oncología Médica, Otorrinolaringología, Radiodiagnóstico y Urología.

Con la incorporación de los nuevos residentes, a los que se hace entrega un plan docente personalizado, el centro sanitario de Toledo tendrá a su cargo la formación de más de 250 especialistas residentes, que cumplirán funciones asistenciales en el Complejo Hospitalario y en Atención Primaria, al tiempo que completarán su formación bajo la supervisión de sus tutores y de la Comisión de Docencia.

El periodo formativo de los residentes oscila entre dos (EIR) y cuatro o cinco años (MIR, FIR, PIR), según las especialidades, tiempo durante el cual dispondrán de un contrato laboral.