Abascal ha visitado Castilla-La Mancha por primera vez en campaña, y lo ha hecho aprovechando la celebración de las ferias de , aunque lo ha tenido que hacer en muletas debido a una lesión haciendo deporte, según ha explicado.

Casi dos horas antes de lo previsto en la convocatoria al acto que ha tenido lugar en la caseta de Vox en el recinto ferial de Talavera, Abascal ha llegado arropado de los representantes y candidatos de la formación para realizar una visita a la Basílica ‘Nuestra señora del Prado’, donde ha contemplado los paneles de azulejería de cerámica, además de visitar el museo de la Basílica y contemplar a la patrona de la ciudad, la Virgen del Prado.

Con tres cuartos de hora de retraso, Abascal ha hecho su aparición finalmente en el recinto ferial donde le esperaban cientos de simpatizantes de la formación para participar en el acto multitudinario que finalmente ha tenido lugar al grito de “presidente” y “Viva España”.