Así lo ha indicado el director de ACOM, Federico Zukierman, que acompañado de diversos representantes del de Toledo, ha explicado a los medios las “microhistorias” de Samaria, una zona del margen occidental de los territorios en disputa, en las que el 50 por ciento de los 8.000 empleados de las 164 fábricas son de origen árabe. “Una apuesta por la libertad frente a los boicots y las restricciones discriminatorias”.

Y es que, por medio de un desayuno informativo celebrado en el Parador de Toledo, ACOM, en medio de unas negociaciones de paz paralizadas, quiere propagar “que la coexistencia y la cooperación económica son las llaves para pensar la paz de otra manera”.

“No venimos a hablar de política. Nos gustaría que desde fuera se apoyara este tipo de proyectos, pues un mayor bienestar económico y humano redunda en la paz, en la unidad y en la estabilidad. Por contra, cuando hay inseguridad hace que la gente pueda ser reclutada para elementos violentos o antisistema”.

“La paz es posible pero para ello, desde fuera, se tienen que apoyar proyectos como el de Islas de Paz”, ha insistido Zukierman, que ha criticado al movimiento internacional ‘Boicot, Desinversiones y Sanciones’ (BDS) que “atenta contra Israel”.

“Ayer, en un hotel de Madrid, donde presentamos también ‘Islas de Paz’ hubo incidentes porque el BDS quiso reventar el acto. No quiso escuchar el mensaje de nuestra delegación. Pero seguiremos difundiéndolo porque no tenemos miedo a los boicot y a la gente no quiere oír un mensaje diferente”, ha defendido el responsable de ACOM, que ha añadido que “los que niegan el derecho de existir a Israel están cometiendo antisemitismo”.

Preguntado por los medios sobre si, al margen de este desayuno al que han acudido el presidente provincial del PP, , los diputados nacionales y , y la portavoz del Grupo Municipal Popular, , tiene previsto mantener otros contactos, el director de ACOM, asociación “muy cercana a los valores de Israel y que quiere fortalecer lazos con España”, ha indicado que ya se han reunido con Vox y Ciudadanos. “Y hoy estamos muy contentos de estar con los amigos del PP”, ha dicho.

De su lado, Moshe Lev-Ran, director de exportación de una de las fábricas que emplea a palestinos, ha destacado que estos trabajadores cobran un salario mínimo de 1.400 euros, frente a los 200 dólares que cobran de media en Palestina, lo que les permite “alimentar hasta 10 bocas”.

“Gracias a este trabajo pueden tener mejores condiciones de vida, acceso a la sanidad, a la educación y hasta luz”, ha destacado Lev-Ran, de origen sefardí.

De su lado, Claudia Alonso, en representación de los ‘populares’, ha asegurado que es “un honor” recibir a esta asociación y darle la bienvenida a la ciudad de Toledo, ciudad de las Tres Culturas.

Y es que Alonso ha destacado la “innegable importancia de Toledo en cuanto al entendimiento y la concordia de diferentes culturas”, siendo “puente de distintas maneras de entender la vida”.

“La ciudad de Toledo no solo ha de ser punto de encuentro para la paz, visibilizando este proyecto de ‘Islas de Paz’, sino que tiene que ser un punto de inflexión en cuento a la manera de entender la política en la ciudad. Toledo ha de ser ese refugio para la defensa de lo importante frente a los que buscan ese punto de discrepancia que no lleva a ningún sitio”, ha concluido.