La temática escogida este año para la celebración de esta actividad ha sido la conmemoración del XXV Aniversario de Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Por ello, los disfraces de los escolares simbolizaban las tres culturas que convivieron en la capital regional.

La concejal de Familia, María Teresa Puig, mostró su apoyo a esta iniciativa “porque debemos apoyar la educación pública y de calidad” y animó a los niños a participar en las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Toledo para los carnavales.