“En el informe del SEPRONA se ve claramente que el río llevaba una cantidad de agua suficiente, no la que se ha dicho por parte de algún miembro de la Junta de Comunidades. Quiero dejar claro que el presidente de la Junta de Comunidades tiene que tomar nota de que las mentiras no pueden quedar impunes. Hay gente de su equipo de Gobierno que ha intoxicado y ha falseado la verdad y eso no puede ser”, ha advertido el delegado, preguntado por los medios en la Villa de ().

Dicho esto, el delegado del Gobierno central en Castilla-La Mancha ha asegurado que cuando tenga todos los informes objetivos sobre este episodio los presentará y dará las notas pertinentes.