Según el escrito del , al que ha tenido acceso Europa Press, D.N.M., en la madrugada del 7 y 8 de abril de 2018, se dirigió a una vivienda en la localidad de Yuncos y, aprovechando que la familia residente en ella se encontraba durmiendo, saltó la valla perimetral de la misma, accediendo al interior del patio y, tras forzar la puerta del garaje, accedió al interior, apoderándose de las llaves de un vehículo FVR que se encontraba estacionado en la vía pública.

Tras ello, el acusado se dirigió a una gasolinera situada en de la Imagen de Yuncler y, usando el vehículo sustraído, lo dirigió contra la puerta metálica de acceso provocando un impacto que le permitió acceder al interior del establecimiento, sin lograr apoderarse de ningún efecto.

A continuación, D.N.M. se dirigió a otra calle del municipio y fracturó el cristal de la puerta trasera de un vehículo Renault Clio que se encontraba correctamente estacionado en la vía pública, sin llegar a sustraer nada.

Finalmente, y en esa misma localidad, el acusado, siempre según el escrito de la Fiscalía, se dirigió a otra vía y fracturó el cristal de la puerta delantera derecha de un vehículo Volkswagen Golf Variant, que se encontraba estacionado en la vía pública, sin llegar a sustraerle nada.

Por todo ello, el Ministerio Fiscal considera que estos hechos son constitutivos de un delito contra el patrimonio en forma de delito continuado de robo con fuerza en las cosas y en casa habitada.

Igualmente, la Fiscalía también solicita una indemnización de 720,43 euros y 2.000 euros, respectivamente, a dos de los afectados por estos hechos.

Además, el escrito del Ministerio Fiscal recuerda que el acusado tiene otras cinco sentencias, una de ellas pendiente de resolver en relación con su suspensión, todas ellas por el delito de robo con fuerza en las cosas.