Así lo ha indicado en declaraciones a los medios tras el acuerdo alcanzado por las partes el abogado del procesado, , quien ha explicado que el ha cambiado, en este sentido, la calificación de los hechos de un homicidio en grado de tentativa a un delito de lesiones agravado.

“Agravado por la utilización de elemento peligroso”, ha indicado el letrado, quien ha concretado que se trata de un objeto cortante que en el relato de la Fiscalía se describe “como un cuchillo de grandes dimensiones”.

HECHOS

Los hechos que reconoce ahora el acusado y que relata el Ministerio Público en su escrito de conclusiones provisionales indican que los acontecimientos tuvieron lugar el 12 de marzo de 2017, cuando el acusado transitaba con un grupo de jóvenes —unos menores de edad y otros sin identificar—, por las inmediaciones del recinto ferial de Illescas.

En momento dado, señala el fiscal, este grupo tuvo una discusión “al parecer por una chica” con L.M.G.G., al que no conocían de nada pero que caminaba con sus amigos en el mismo sentido que el grupo de jóvenes del acusado; aunque esta discusión acabó sin más, estrechándose la mano el acusado con la víctima “como si no hubiera pasado nada”.

Sin embargo, la Fiscalía indica que instantes después, cuando L.M.G.G. seguía su camino “despreocupado”, observó que el acusado y el resto de jóvenes que le acompañaban increparon a sus amigos, por lo que la víctima trató de mediar para que la discusión no fuera a más, momento en el cual recibió un golpe en la sien con un objeto contundente y cayó al suelo.

Al levantarse, L.M.G.G vio a la víctima portando “un machete de grandes dimensiones”, por lo que el Ministerio Público indica que emprendió la huida a la carrera siendo perseguido y alcanzado rápidamente por varios de esos jóvenes, entre los que se encontraba el acusado, que le asestó “al menos” dos puñaladas en la zona lumbar.

El fiscal afirma que mientras esto ocurría otros dos jóvenes menores de edad y que también portaban armas blancas, asestaron a la víctima puñaladas en las piernas, golpes y patadas “por todo el cuerpo”.

El procesado se encuentra en prisión provisional por estos hechos desde el mismo día 12 de marzo de 2017.