El consejero delegado de , , descartó que la compañía inicie “nuevas aventuras” en 2014, año en el que se centrará en ejecutar su estrategia y su plan de reestructuración de su nueva división y Espacio, que implicará el recorte de 5.800 puestos de trabajo en tres años, de ellos unos 600 en España.

“Está clarísimo que no queremos nuevas aventuras en 2014. Nuestra prioridad será ejecución, ejecución y ejecución”, afirmó Enders en la rueda de prensa de presentación de los resultados del ejercicio 2013.

En este sentido, incidió en que la compañía no tiene ninguna iniciativa ni paso importante previsto en materia de gobernanza o cambio de estructura este año y se centrará en la ejecución del plan previsto y del proceso de restructuración puesto en marcha con el fin de alcanzar su objetivo de margen de rentabilidad en 2015.

Enders defendió que las medidas adoptadas el pasado año han dado a la compañía suficiente solidez de cara al futuro y confió en que la reorganización de su actividades de Defensa y Espacio mejoren su competitividad y rentabilidad.

A este respecto, añadió que en el sector de Defensa el mercado en está actualmente en una situación “un poco débil” y por eso es necesario aumentar la competitividad para tener éxito en mercados no europeos.

NEGOCIACIÓN “BIEN ENCAMINADA”.

Por su parte, el director de , Thierry Baril, subrayó que el proceso de negociación con los comités de empresa del plan de reestructuración de su división Defensa y Espacio, que supondrá la supresión de 5.800 puestos de trabajo, 600 de ellos en España, va “bien encaminado”.

La compañía ha planteado como medidas bajas voluntarias y la no renovación de contratos temporales, unos 1.300 empleos, por lo que estima reducir la plantilla en entre 1.000 y 1.450 empleados, en función del éxito de las medidas de bajas incentivadas. Además, se ofrecerán hasta 1.500 puestos para la recolocación de empleados afectados en Airbus y .

Baril destacó que se está siguiendo el calendario previsto en el proceso de negociación, y apuntó que a principios de abril concluirá su obligación de informar a los comités de empresa europeos para después comenzar la fase de negociación, una vez se escuchen las opiniones de todas las partes en la última reunión.

En este sentido, el director de Recursos Humanos de Airbus Group recalcó que la situación va “bien encaminada”, pero añadió que se trata de un proceso de negociación y habrá que ver como evolucionan las cosas en las próximas semanas.

LIMITAR “AL MÁXIMO” EL NÚMERO DE DESPIDOS.

Asimismo, incidió en que este programa se parece mucho a Power8, aplicado hace unos años en la división comercial de Airbus y que le permitió ser “más competitiva”. Al igual que entonces, la compañía intentará limitar al máximo el número de despidos en esta ocasión, intentando que haya salidas voluntarias y jubilaciones.

El consorcio europeo confía en llegar a un acuerdo con los sindicatos antes de julio de 2014. En España, la medida afectará al área de y de , pero no a Bahía de . Parte de los traslados previstos para minimizar la reducción de puestos de trabajo comenzaron a realizarse a principios de este año en las plantas de (), (Sevilla) y ().

El comité de empresa en España estima que a finales de marzo el comité de empresa europeo del consorcio tendrá redactado un informe sobre el plan de reestructuración presentado por la empresa aeronáutica.