Según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa, la demanda de plazas en este centro escolar sigue creciendo y en el periodo de admisión para el curso 2019-2020 “más de 200 niños se han quedado sin plaza”.

En este sentido, el alcalde ha recordado que el CEIP El Quiñón está “al límite” de su capacidad y no tiene la posibilidad de atender la demanda de plazas existente en el barrio. Además, ha apuntado que la construcción del segundo colegio público “no ha cumplido los plazos previstos”.

Por eso, ha dicho que “es incomprensible” que la Junta de Comunidades haya decidido no aumentar el número de líneas colegio ‘Karol Wojtyla’, “cuando cuenta con el espacio y las instalaciones necesarias para atender más alumnos de forma inmediata”.

De la misma forma, ha mostrado su disconformidad con la escolarización de alumnos de El Quiñón en otros núcleos del municipio, por la dificultad que supone para las familias tener que desplazarse con sus hijos pequeños cuatro kilómetros para llevarlos al colegio.

Por último, ha señalado que la demanda de escolarización en el ‘Karol Wojtyla’ “es la prueba de que era necesario garantizar la libertad educativa en Seseña y que el equipo de Gobierno acertó al impulsar la construcción de un colegio concertado en la localidad”.