La alcaldesa de , , ha destacado este viernes la labor que llevan a cabo los voluntarios del de la ciudad a favor de las personas que “peor lo están pasando” en una visita a su nueva sede ubicada en el número tres de la calle Torviscal del Polígono Industrial. Unas instalaciones cedidas a la entidad por el Ayuntamiento tras la firma, hace unos meses, de un convenio de colaboración.

Milagros Tolón, que ha estado acompañada por la concejala de Parques y Jardines, , ha sido recibida por el presidente del Banco de Alimentos de Toledo, , y numerosos voluntarios que trabajan de manera altruista en el organismo. Junto a ellos, ha visitado las naves y diferentes espacios que componen este antiguo silo que a día de hoy cobija las dependencias administrativas de la entidad y sirve de almacén para los kilos de alimentos que reciben.

En un acto previo a la visita, la regidora municipal se ha dirigido a los presentes asegurando que el Ayuntamiento continuará colaborando y ayudando “en la medida de sus posibilidades” al Banco de Alimentos porque “lamentablemente” su trabajo sigue siendo necesario y son muchas las personas que se dirigen a él. Por lo que, ha dicho Milagros Tolón, “era de justicia” hacer este convenio de colaboración para la cesión de este espacio ya que los bajos de la , donde iniciaron su actividad, “eran precarios”.

La alcaldesa de Toledo ha explicado que la filosofía del Banco de Alimentos va en la misma línea de trabajo que está siendo impulsada por el Gobierno municipal desde la pasada legislatura basada en dos pilares. De un lado, ayudar a las personas que peor lo están pasando, para ello se ha incrementado en casi un 50 por ciento el presupuesto de Servicios Sociales, y de otro, apostando por el desarrollo económico y la generación de empleo, “también muy relacionado con lo primero”.

En este marco, Milagros Tolón ha agradecido el trabajo incansable y altruista del equipo de voluntarios y voluntarias del Banco de Alimentos y les ha trasladado “el orgullo” que supone tener en Toledo “un músculo social tan importante y comprometido” con numerosas entidades y asociaciones al servicio de los más desfavorecidos.

“Seguimos siendo necesarios”

En este acto previo, también ha tomado la palabra el presidente del Banco de Alimentos, Manuel Lanza, para dar las gracias a la alcaldesa por poner a disposición de la entidad este edificio que han ido acondicionando poco a poco con la ayuda de otras instituciones, como la Junta de Comunidades o la Diputación. De hecho, estaba presente asimismo el secretario general de la Junta, .

Manuel Lanza se ha referido a los últimas cifras de pobreza en la región, “más de 678.000 habitantes de Castilla-La Mancha están en riesgo de pobreza”, ha explicado, un dato que justifica que “seguimos siendo necesarios”. En este sentido, ha señalado que con estas nuevas instalaciones “podremos llegar a más personas y aumentar nuestra eficacia porque la situación no parece que vaya a mejor”, ha concluido.

El responsable del Banco de Alimentos de Toledo ha tenido también un recuerdo y agradecimiento a todas aquellas instituciones, entidades y personas que colaboran con el organismo cediendo enseres y víveres para que sean repartidos entre aquellos que demandan esta ayuda.

El Banco de Alimentos de Toledo cerró 2018 habiendo entregado 1.100.000 kilos de alimentos. En la actualidad tiene 32 voluntarios en la ciudad, aunque cuando llevan a cabo iniciativas como “la gran recogida”, se suman más de 100 personas.

Más imágenes:

”> 16_banco_alimentos

”> 15_banco_alimentos

”> 12_banco_alimentos

”> 11_banco_alimentos

”> 07_banco_alimentos