Así, ha señalado que “esta modificación no es un capricho, sino una necesidad ecológica y medioambiental del río Tajo a su paso por Talavera”, recordando que ya hacía esta advertencia como consejera de Fomento y seguirá en la misma línea como alcaldesa talaverana, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

“Hay que adaptar las reglas de explotación a criterios técnicos y tan básico como cuánta agua ha caído en un año hidrológico y cuánto se ha perdido por diferentes razones”, algo que ha propuesto que se debe quedar reflejado en el papel para ser analizado.

Además, ha agregado que “no puede ser que hoy se estén llevando agua con unas reglas desactualizadas y que no se estén guiando por el sentido común”, un hecho que ha dicho es “fundamental para acabar con este expolio” al río Tajo.

Así ha respondido la regidora talaverana a preguntas de los medios tras haberse propuesto, por parte de la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, un nuevo trasvase de 19,2 hectómetros cúbicos.

Ante la noticia, García Élez ha condenado este “nuevo ataque a los intereses hídricos de Castilla-La Mancha y de Talavera” y ha definido esta derivación como “incomprensible a todos los sentidos”.

Del mismo modo, ha dicho que “no se entiende que todavía con la imagen de las últimas inundaciones en la zona de Levante, cómo se aprueba un nuevo trasvase por parte de la Comisión. Es un sinsentido, porque no explican ni manifiestan para qué es esa agua”, ha dicho.

EL TRASVASE, “MÁS CAUDAL QUE EL RÍO”

Una vez más, la alcaldesa ha lamentado que el canal del trasvase lleve “mayor caudal que el propio río” a la altura de ciudades ribereñas como , o Talavera, por lo que “la propia Comisión tiene que explicar por qué se autoriza de forma sistemática”.

Para finalizar, ha destacado que solo por superarse una lámina de 400 hectómetros cúbicos en los embalses de cabecera “automáticamente y sin criterio, por parte del Ministerio se deriva una cantidad de agua; eso hay que cambiarlo de una manera valiente y real”.