La intervención ha consistido en la renovación de más de un kilómetro de acerado entre glorieta y glorieta, ambas de nueva construcción, en el que se ha incluido una nueva red de saneamiento y abastecimiento con tuberías de fundición dúctil y el cableado necesario para instalar diferentes puntos de luz a lo largo del vial.

También se ha llevado a cabo una actuación de jardinería, con la inclusión de alcorques, preinstalación de riego y zona para ajardinar, tanto en las avenidas Río Guadiana y Río Estenilla, como en las rotondas, que cuentan ya con alumbrado propio, ha informado la Agrupación Socialista Local en nota de prensa.

Con esta actuación “se da un paso más para mejorar la movilidad y la seguridad en la ciudad ante la apertura del nuevo Hospital Universitario que supondrá un antes y un después para la atención sanitaria en Toledo”, ha dicho Milagros Tolón. Para la regidora municipal es “prioritario que el tráfico rodado en este entorno sea fluido y esté ordenado”.

En este sentido, la alcaldesa ha indicado que el Ayuntamiento ha supervisado todos los trabajos desarrollados en ambas avenidas para que se adaptaran al entorno y se incorporasen los servicios necesarios. Las obras han contado con un presupuesto de cerca de un millón de euros.

Las nuevas rotondas están ubicadas en la avenida Río Estenilla con la calle Río Fresnedoso y en la avenida Río Guadiana en su intersección con la calle Río Guadalimar.