El encuentro, ha informado en nota de prensa Amnistia Internacional, tendrá lugar el viernes a las 16.30 horas en el salón de actos de la Biblioteca del Alcázar de Toledo y permitirá conocer en directo a uno de los protagonistas de la campaña de Amnistía Internacional Valiente, que pretende poner freno “a la ascendente ola de ataques a los y las defensores de los derechos humanos”.

Con este encuentro, Amnistía Internacional quiere sensibilizar sobre los derechos de las personas migrantes a través del cercano testimonio de uno de sus protagonistas.

, amenazado de muerte en numerosas ocasiones por grupos criminales vinculados al tráfico de personas, armas y órganos, lleva casi veinte años dedicado a la defensa de los derechos de migrantes, según la organización.

Este sacerdote mexicano creó un centro de acogida en el 2007 en Ciudad Ixtepec, Oaxaca, para apoyar a los migrantes procedentes de Centroamérica en dirección a .

Desde su apertura, el flujo de personas ha sido constante en el albergue de migrantes ‘Hermanos en el Camino’, llegando a atender a 20.000 migrantes al año. El albergue ofrece asistencia humanitaria brindando alimentos y refugio, apoyo médico, psicológico y asesoría jurídica y legal.

A lo largo de su viaje, muchos de estos migrantes son víctimas de asaltos, agresiones físicas y sexuales, abusos de autoridad, extorsiones y secuestros cometidos por parte de bandas y delincuencia organizada, así como por autoridades públicas, policías de los distintos niveles y agentes del .

En este contexto, el albergue les apoya en su camino, generando prácticas solidarias y defendiéndolos en la lucha por el respeto de sus Derechos Humanos.

El grupo local de Amnistía Internacional en Toledo lleva años trabajando por visibilizar su caso, apoyándole en su empeño y exigiendo su protección a las autoridades, han defendido.

Recientemente, Amnistía Internacional llevó a cabo una campaña de firmas en la que 17.000 personas solicitaron a las autoridades mexicanas que otorgasen las garantías necesarias al padre Solalinde y a su equipo, para poder seguir realizando su trabajo de apoyo a los migrantes sin temor a intimidación o ataques.