El presidente de la Diputación de Toledo, , aseguraba esta noche en Toledo que “colaborar con asociaciones como AFANION nos permiten dignificar la política y a la sociedad” y se mostraba encantado de asistir a la IV Cena benéfica a favor de esta asociación que ha reunido en Los Lavaderos de Rojas” a más de 250 personas.

Álvaro Gutiérrez manifestaba, en las palabras que tuvo ocasión de dirigir a los asistentes a la cena, que “acompañar a AFANION en esta cena es un privilegio y un honor, porque es acompañar a unas familias con mucho coraje, luchadoras y reivindicativas de una causa muy justa como es atender, apoyar y mejorar la vida de sus hijos e hijas”.

Recordaba Gutiérrez que algún periodista le ha preguntado por los mejores momentos que ha vivido como presidente de la Diputación y que “sin duda, uno de los mejores ha sido el día que entregué a Eva (vicepresidenta de AFANION Toledo) las llaves de los pisos de la Diputación de Toledo en la calle Cardenal Cisneros”.

“Acciones como el apoyo y la colaboración con la con Cáncer de Castilla-La Mancha justifican toda una legislatura”, aseguraba.

Álvaro Gutiérrez agradeció a la gran familia de AFANION “el trabajo estupendo que realizáis desde vuestra asociación” y les animó a “continuar ese camino que iniciasteis en 1995, el que tantas cosas grandes habéis conseguido y en el que vamos a seguir encontrándonos”.

Al presidente de la Diputación compartió la cena con el presidente y la vicepresidenta de Toledo de AFANION, y ; con los consejeros de Bienestar Social y de Hacienda y Administraciones Públicas, y ; y los concejales de Familia y de Bienestar Social del Ayuntamiento de Toledo, y .

La finca “Los Lavaderos de Rojas” ha acogido esta cuarta edición de la Cena Benéfica a favor de AFANION con la colaboración de Ákera y el chef .

La recaudación que se obtenga de la cena va a ir destinada, según anunciaba Juan García, al servicio de atención a secuelas que ofrece AFANION que este año ha atendido ya a 90 usuarios y con el que se adelantan a las posibles secuelas que puedan sufrir los niños y las niñas derivadas del tratamiento o la intervención que hayan tenido.