La procesión con la imagen del Santísimo Cristo de las Aguas cerraba en la noche de ayer el día grande de las fiestas patronales de a cuyos vecinos y vecinas quiso acompañar el presidente de la Diputación de Toledo, , para compartir con los nambroqueños y nambroqueñas una de las tradiciones más arraigadas en la localidad toledana.

Junto al alcalde, , los concejales y concejalas de corporación municipal, los miembros de la Hermandad y el párroco, Álvaro Gutiérrez participó en la procesión del patrón de Nambroca que recorrió las calles del pueblo que llenaron los vecinos y vecinas, así como los numerosos visitantes, en una noche brillante.

Tradición y devoción acompañaron al desfile que, tras la arraigada subasta de las guías para acompañar y dirigir al Cristo de las Aguas en su marcha, estuvo acompañado por la destreza de las abanderadas y abanderados que bailaron las banderas durante todo el recorrido.

Los fuegos artificiales ante la ermita del Cristo de las Aguas, del siglo XVII, y la actuación de la cantante Rocía Durán en la plaza del Ayuntamiento completaron el programa de actos.

Álvaro Gutiérrez felicitó a alcalde de Nambroca y a la ciudadanía del municipio por la celebración de las fiestas patronales que, un año más, han contado con una gran participación y han vuelto a servir para ofrecer unos días de alegría compartida y de reencuentro.