El presidente de la ha presidido la concentración en la puerta de la Diputación para conmemorar el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, que se celebra en todo el mundo el 25 de noviembre, defendiendo la necesidad de educar en igualdad para acabar con el maltrato y la violencia machista.

Álvaro Gutiérrez ha señalado que todos tenemos que aportar nuestro grano de arena para luchar contra la violencia, y corresponde a las instituciones desarrollar políticas importantes como la Estrategia de Igualdad puesta en marcha en esta legislatura por la Diputación de Toledo.

Así, el presidente provincial se ha referido a “las agentes de igualdad y a las acciones formativas de los cargos públicos, pues los ayuntamientos a los que representamos precisa de personas formadas en igualdad”.

Y ha incidido en los más jóvenes, “como la actividad que gestionamos desde la Diputación de formación en igualdad en institutos y colegios, porque lo que se aprende de pequeño no se olvida”.

El presidente de la Diputación de Toledo ha rechazado y condenado todas las formas de machismo y la violencia contra las mujeres en el acto organizado por la Diputación de Toledo, en el día de hoy, donde se ha leído un manifiesto contra esta lacra de nuestra sociedad, y ha tenido un recuerdo “para las víctimas directas del maltrato, como son los niños y las niñas; hijos e hijas de las mujeres víctimas de violencia”.

Álvaro Gutiérrez ha presidido la concentración de los grupos políticos, empleados de la Diputación de Toledo y público en general en las escalinatas de entrada del Palacio Provincial, para mostrar la repulsa conjunta a las actitudes machistas y al maltrato contra las mujeres.

Tras la intervención del presidente provincial la diputada de Educación, e Igualdad de la Diputación, , ha sido la encargada de leer el manifiesto de la FEMP contra la violencia machista, en defensa de los principios de libertad, seguridad, igualdad y dignidad.

Álvaro Gutiérrez ha presidido hoy la concentración en la escalinata de entrada al Palacio de la Diputación Provincial, junto a la diputada de Educación, Cultura e Igualdad, Ana Gómez, y a los diputados y diputadas provinciales y trabajadoras y trabajadores de la .

Exposición “Aprender a vivir: después del maltrato”

Tras la lectura del manifiesto, el presidente de la institución, junto a la diputada de Igualdad, y los diputados provinciales presentes, ha procedido a la inauguración de la exposición titulada “Aprender a vivir: después del maltrato”, de los autores , en calidad de productora y gestora cultural, y del fotógrafo Luis García Jurado-Centurión.

En total se exponen 16 fotografías en gran formato, que refleja todo el proceso del maltrato, desde que se ocasiona hasta que las víctimas consiguen salir del mismo.

Se trata de un proyecto que aborda de forma clara el tema de la violencia de género, trabajando directamente con personas que han sufrido el problema.

Es una muestra que refleja la realidad de un problema grave que afecta a muchas personas, que apuesta por la crudeza para motivar la reacción de quienes se sitúan delante de las fotografías.

Esta muestra ha recibido numerosos reconocimientos, como “El mejor proyecto 2016”, del Colegio de Psicólogos de , el mejor proyecto artístico de la Comunidad de o el mejor proyecto fotográfico de la UNESCO.

La exposición puede visitarse en el zaguán del Palacio de la Diputación de Toledo desde hoy hasta el 3 de diciembre, en horario de 9:00 a 14:00 horas.

La Diputación iluminada de morado

La Diputación Provincial de Toledo se une de nuevo a la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, que se celebra el 25 de noviembre, con la iluminación de color morado de la fachada de la Diputación de Toledo tal y como viene ocurriendo en esta legislatura y en consonancia con el resto de instituciones, organismos y asociaciones.

DECLARACION FEMP

25 DE NOVIEMBRE DE 2018, DIA INTERNACIONAL

DE LA ELIMINACION DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Hace más de 30 años que, desde la y Provincias, como representante de los intereses y preocupaciones de las Entidades Locales, mostramos nuestro compromiso con los principios de igualdad, seguridad, libertad, integridad y dignidad inherentes a todos los seres humanos y, año tras año, manifestamos nuestra más absoluta repulsa ante cualquier forma de violencia e intimidación.

En consecuencia, con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, queremos dar voz a la perseverancia e incansable esfuerzo que las locales de nuestro país llevan a cabo día a día. Hoy mostramos nuestra solidaridad y sentir con todas las personas que, de forma directa o indirecta, son víctimas de una lacra enraizada en lo más profundo de nuestra sociedad.

Una sociedad que, a sus 40 años de democracia, aún no ha sido capaz de alcanzar la igualdad real entre hombres y mujeres, reclama dejar de ser valiente, para empezar a ser libre.

Cuando se cuentan por miles las víctimas que sufren cada día el quebranto de la mayor violación de los Derechos Humanos, las Entidades locales reafirmamos nuestra repulsa ante cada una de las manifestaciones machistas, por inofensivas que parezcan, así como nuestra condena absoluta a las agresiones y los asesinatos que fracturan la paz en nuestros territorios.

Nos ponemos al lado de quienes suplican y reclaman, desde la desesperación, estrategias de sensibilización y prevención, atención, asesoramiento, acompañamiento y protección, siempre desde perspectivas integrales, que las liberen de la amenaza y del horror y hacemos un llamamiento para que seamos capaces de avanzar en el cumplimiento del Pacto de Estado en materia de violencia de género, hoja de ruta obligada y compromiso ineludible con la ciudadanía.

Los Ayuntamientos, Diputaciones, Cabildos y Consells Insulares reunidos en la FEMP reafirmamos nuestro compromiso para seguir impulsando políticas que garanticen los derechos de las mujeres y de los menores con el objetivo de conseguir una sociedad libre de miedo y para ello:

  • Invitamos a todas las Entidades Locales a adherirse a esta Declaración y nos sumamos a todas las voces que reclaman el fin de la violencia de género, obstáculo insalvable en el camino hacia una sociedad en la que hombres y mujeres vivan en libertad e igualdad real.
  • Exigimos la aplicación de las medidas previstas en el Pacto de Estado contra la violencia de género, por ser el resultado del máximo consenso político y técnico, itinerario inherente a la construcción de una sociedad madura y autónoma.

  • Recordamos que el asesinato es la última manifestación atroz de la violencia de género pero que comienza mucho antes, escondiéndose detrás de hechos sociales aceptados y fundamentados en creencias y comportamientos con base estructural y cultural; situaciones, todas ellas, que alimentan una desigualdad real entre mujeres y hombres que se traslada en una relación de subordinación y subsidiaridad de unas respecto a unos y que fractura la convivencia y la paz de una sociedad que clama por un futuro sin miedo.

  • Reconocemos los avances que las administraciones venimos realizando en pro de la sensibilización de quienes continúan instalados en estereotipos desfasados y arcaicos y nos complace ser testigos del incremento de voces que llaman y exigen el fin de una sinrazón que se ha cobrado incontables vidas.

  • Destacamos la necesidad de educar en igualdad y dirigimos la mirada hacia las generaciones futuras; es vital desterrar los roles sexuales y erradicar las actitudes y comportamientos normalizados y consentidos que, instalados en la vida diaria, reproducen y perpetúan la desigualdad, origen de la violencia de género. Esta es una responsabilidad conjunta y por tanto, la solución debe ser compartida.

  • Agradecemos la solidaridad de todas esas personas anónimas que muestran sus condolencias y acompañan los minutos de silencio y fijamos la mirada en quienes, además, se esfuerzan por debilitar la multitud de microviolencias invisibles y sistemáticas que sustentan relaciones basadas en el trato desigual.

  • Reafirmamos nuestro compromiso con los derechos fundamentales de la infancia y ponemos de manifiesto, nuevamente, nuestra repulsa y preocupación por el aumento de menores asesinados a manos de sus padres como instrumento de control y de poder sobre las mujeres.

  • Nos comprometemos a implementar todas las medidas de coordinación interadministrativa para proteger, defender y liberar a las mujeres y menores víctimas de la violencia de género