El presidente de la Diputación de Toledo, , aseguraba hoy que “en el siglo XXI no es posible trabajar de forma distinta o contraria a la igualdad de géneros y de oportunidades para los hombres y mujeres de la provincia, de la comunidad autónoma y del conjunto del Estado, así como del resto del planeta”.

Un convencimiento que Álvaro Gutiérrez expresaba en el acto de inauguración de la Jornada por la igualdad que ha organizado el de la Reina y que ha compartido con el ministro de , el presidente del Consejo General de la Abogacía Española, , el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, , la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, , el alcalde de Talavera de la Reina, , y la decana del de la Reina, .

En su intervención, el presidente de la Diputación de Toledo destacaba que el lema de la jornada, “Mujer, justicia, igualdad. Los retos pendientes”, resume los objetivos, esperanzas y propuestas de la misma, que deben formar parte del ideario general de los poderes públicos y privados, para que esos conceptos se asienten en nuestra sociedad de un modo definitivo e incuestionable.

Como responsable de la Institución provincial, Gutiérrez defendió que “el papel de las administraciones públicas es esencial para defender los derechos de la mujer y los deberes de los encargados de definir las leyes e impartir justicia”.

Los 20 años que han pasado desde la Conferencia Mundial sobre la Mujer de en 1995, que conmemora esta jornada, confirman, para el presidente de la Diputación, la oportunidad de la organización de encuentros como el de hoy.

Gutiérrez aseguró que “es labor de todos luchar y unir esfuerzos para superar barreras económicas, sociales, civiles, laborales, políticas y educativas en la defensa fundada y básica de la mujer en la sociedad actual”.

Resaltó lo oportuno de jornadas como la organizada por el Colegio de Abogados de Talavera y se mostró convencido que las “mesas redondas que van a celebrarse serán ejemplo para todos y un gran paso para avanzar hacia la única meta deseada de igualdad real y efectiva entre géneros, erradicando actitudes trasnochadas, misóginas, machismos alejados de la una realidad que debe imponerse por el ímpetu de la razón y la justicia social”.