, 7 de noviembre de 2019.- El secretario general del PSOE de la provincia de , , pedía anoche en concentrar el voto el PSOE en las elecciones del próximo domingo para que “el 11 de noviembre no haya excusas que impidan que forme un gobierno progresista y estable para España”.

“Nuestro país, los ciudadanos y ciudadanas no pueden esperar más para tener un Gobierno que les pongan en el centro de sus políticas, que afronte importantes retos que tenemos por delante y que lo haga con los principios de igualdad, solidaridad y justicia social y solo el tiene opción de poder hacerlo”, aseguraba Gutiérrez.

En un acto público que compartía con los candidatos al Congreso y , y el alcalde de Sonseca, , el dirigente socialista no dudaba en pedir el apoyo de la izquierda en la provincia de Toledo “para que todos los votos progresistas tengan representación, porque son imprescindibles para que se traduzcan en políticas de progreso, desarrollo y avance para nuestra tierra en el Congreso y en el ”.

Porque “todos los votos progresistas que no tengan representación lo que harán es favorecer un gobierno de la derecha condicionado por la ultraderecha y no puede perderse ninguno voto, no nos podemos permitir volver a la época de los recortes y la pérdida de derechos y libertades que han supuesto los gobiernos del PP y que en la provincia de Toledo y en -La Mancha sufrimos cruelmente con Rajoy y Cospedal y que nadie olvida”, argumentaba Gutiérrez.

Todos saben en esta tierra lo que representó el PP, cierre de colegios, despido de profesores, médicos, enfermeras, cierre de las urgencias, paralización de hospitales, recordaba Gutiérrez quien resaltaba la “otra forma de gobernar que el PSOE ha demostrado en los últimos cuatro años, poniendo en marcha planes de empleo, atendiendo a las personas que más lo necesitan, abriendo colegios, centros de salud, hospitales, centros de mayores.

En definitiva, devolviendo la dignidad a la política”. Si Álvaro Gutiérrez pedía el voto para que Pedro Sánchez gane las elecciones con la rotundidad, e incluso más, del 28 de abril “no es por el Partido Socialista, no es por los candidatos y candidatas del PSOE al Congreso y al Senado, es sobre todo por nuestro país, por los españoles y españolas, por los ciudadanos que necesitan de nuestro apoyo y nuestras políticas sociales, especialmente los más vulnerables”.

Por todo ello, el secretario general del PSOE toledano pedía aparcar la frustración o el desencanto que hayan podido provocar estas segundas elecciones e ir “todos a votar el próximo día diez, nadie puede quedarse en su casa y contribuir a lo que la derecha está esperando y provocando que es que se produzca una gran abstención de la izquierda porque esa es su única oportunidad de gobernar”.

No pueden afrontar la violencia hacia las mujeres quienes la niegan

La intervención de Esther Padilla apelaba a la importancia de las elecciones del 10 de noviembre que “no son un trámite, sino claves y determinantes, no solo para el presente y el futuro inmediato, sino para los próximos diez años en los que tenemos que afrontar retos como la transición ecológica y otros que debemos abordar seriamente como el eventual enfriamiento de la economía”.

Son desafíos que “tenemos que saber afrontar desde un punto de vista social, para que no pierdan los de siempre y no se crezca de manera igualitaria y no podemos permitir que la derecha elevada de Vox sea quien gobierne en España”, aseguraba.

Porque estamos “hablando de un gobierno del PP con las exigencias de la extrema derecha”, alertaba Padilla y “si suman llegarán a un acuerdo, como lo han hecho en Andalucía, en , en Castilla y , en , impidiendo el gobierno de progreso que representaban el partido que había ganado las elecciones”.

“No podemos dejar que sea la derecha más rancia de este país la que tenga que asumir la igualdad entre hombres y mujeres, la real igualdad que es necesaria en el ámbito laboral y, sobre todo, el luchar contra la real violencia contra las mujeres”, aseguraba Padilla. No pueden decidir “los que están negando la evidente violencia contra las mujeres, como hace Vox que nos quiere volver a hace 30 años cuando se decía aquello de violencia doméstica y esto queda en casa”.

“Mientras que se está matando de una manera tan brutal que si estuviéramos hablando de otro tipo de violencia estoy segura que ya la habrían tachado de terrorismo”, añadía.

Por ello, aseguraba Padilla que afrontar esta lacra debe hacerse “con valentía y no dejar que la derecha coma el terreno” porque “mientras Vox tiene un discurso rancio que va en contra de la seguridad y la protección de las mujeres en los temas de violencia, tanto PP como Ciudadanos están agachando la cabeza para no enfandar a la ultraderecha”.