El concejal de Urbanismo, , ha dado a conocer este miércoles en rueda de prensa dos proyectos de mejora urbana que se llevarán a cabo en los próximos meses en el barrio de Santa Bárbara con cargo al superávit de 2018 y enmarcados en las inversiones financieramente sostenibles. Uno de los proyectos consistirá en acciones para evitar desprendimientos del terreno entre los número 32 y 38 del Paseo de la Rosa, y otro la construcción de un bulevar en el mismo paseo, desde la rotonda con la calle Ferrocarril hasta el punto de suministro de vehículos existente en la vía.

José Pablo Sabrido ha señalado que estas dos acciones responden al compromiso del Gobierno de la alcaldesa con este emblemático barrio toledano, al mismo tiempo que se mejora la imagen de una de las principales vías de la ciudad y, en consecuencia, de la capital regional, además de suponer una mejora para el tránsito de los viandantes y para la fluidez del tráfico. “Estas iniciativas son un paso más para la mejora de nuestra ciudad, responde a nuestro compromiso y serán una realidad con el inicio de las obras a partir de marzo”, ha dicho.

La primera propuesta, encaminada a asegurar la zona del Paseo de la Rosa aledaña a la curva del , cuenta con un presupuesto de 182.087 euros. Se trata de una zona no urbanizada, de escarpes rocosos, al límite con las edificaciones. Concretamente entre la calle de subida al Hospital y las traseras de los edificios del Paseo de la Rosa entre los números 32 y 38 incluidos.

Las medidas recomendadas, como ha explicado el concejal de Urbanismo, se han enfocado en dos direcciones, una eliminando o sujetando los bloques aislados potencialmente inestables, y dos mediante la instalación de elementos de contención.

En primer lugar, tal y como ha indicado José Pablo Sabrido, se llevará a cabo la limpieza y saneo de los bloques como medida inicial y extensiva para toda el área de estudio, con la eliminación de la vegetación de la superficie a consolidar. Cabe precisar que no se eliminarán árboles sobre la coronación de los taludes o dentro de la superficie tratada salvo que sea estrictamente necesario y especialmente cuando se detecte que la vegetación arbustiva y arbórea contribuye a inestabilizar los planos de fracturación.

Además, en las zonas donde se ha observado riesgo de desprendimientos de bloques de mayor tamaño y donde además se puede situar una perforadora en la base se plantea la ejecución de anclajes de barra o bulones, junto a la instalación de una red de triple torsión con una red de anillos eficaz frente a los desprendimientos rocosos.

Ampliación del bulevar del Paseo de la Rosa

La otra actuación, que supondrá una inversión superior al millón de euros, consiste en la ampliación del bulevar del Paseo de la Rosa, mediante la construcción de este espacio para el peatón en el tramo comprendido entre la rotonda con la calle Ferrocarril y la estación de servicio. José Pablo Sabrido ha apuntado que el plazo de ejecución de este proyecto es de seis meses y que al tratarse de una inversión financieramente sostenible tendrá que estar concluido a 31 de diciembre de 2020.

Para esta área urbana se plantea, teniendo en cuenta los condicionantes del entorno urbano en el que se desarrolla el proyecto con viviendas en una margen y naves industriales en la otra, dos calzadas, formadas cada una de ellas, por dos carriles de 3,50 metros de anchura cada uno. Además, el ancho de las aceras es variable en función de la calzada, y como ha explicado el concejal de Urbanismo, seguirá el modelo: la acera de la calzada sentido Polígono presentará una anchura mínima de cuatro metros, y la acera de la calzada sentido presentará una anchura de dos metros.

Asimismo, adosados al carril exterior de cada una de las calzadas se proyectan aparcamientos en espiga con una anchura de 4,75 metros, mientras que el ancho del bulevar central es variable entre los 9,40 y los 7,10 metros, distribuidos de la siguiente manera: 1,40 metros de zona ajardinada, entre 6,60 y 4,30 de paseo, y 1,40 metros de zona ajardinada.

El proyecto incluye la mejora del área infantil y la renovación de la iluminación pública urbana por luminarias tipo led en la línea de la eficiencia energética y la sostenibilidad medioambiental. También se instalarán nuevos alcorques y dos fuentes de agua potable.