Durante su intervención, la concejal ha anunciado que va a promover un “Pacto por la Accesibilidad” al conjunto de los grupos políticos de la ciudad para “atar compromisos y que, a corto o medio plazo, se trabaje en la eliminación de barreras arquitectónicas, la sensibilización y el desarrollo de acciones concretas sobre el calendario y contaremos con una Concejalía específica para el desarrollo del Plan de Accesibilidad de la Ciudad de Toledo, en el que se implicarán todas las Áreas de Gobierno”.

Ana Saavedra, quien ha agradecido en nombre del alcalde, , la concesión de este galardón, ha asegurado que este premio “adquiere para nosotros una significación especial, no sólo por lo que implica de reconocimiento al trabajo que el Gobierno de la ciudad viene realizando para mejorar las condiciones de accesibilidad, sino por el ánimo que nos infunde para continuar con firmeza y decisión en el avance en los derechos sociales”.

Este reconocimiento “es para nosotros más importante por quiénes lo concedéis, el movimiento que representa a todo el colectivo. Sin duda, si algo anima la acción del , es que los ciudadanos participen en el día a día en la toma de decisiones que les afectan”, ha dicho la concejal.

Ana Saavedra ha explicado que con estas premisas se ha elaborado el Plan Integral de Accesibilidad de la ciudad de Toledo, que ha sido un plan promovido conjuntamente por el Gobierno Local y por el y “altamente participado por todos y cada una de las entidades sociales en un proceso sin precedentes en cuanto a que los representantes del colectivo han gestionado el propio proceso de participación social para la concreción del Plan”.

En su intervención ha comentado en el Ayuntamiento de Toledo “somos conscientes de que la accesibilidad debe implicarnos a todos como potenciales usuarios, por eso el compromiso no es sólo con las personas con discapacidad, sino con todos los ciudadanos y ciudadanas, como potenciales usuarios”.

Ana Saavedra ha explicado que los condicionantes que representa la orografía de Toledo se configura entorno al Casco Histórico, como núcleo defensivo, con todas las barreras para hacer imposible su conquista, por ello “se hace aún más imprescindible asentar una planificación sólida y de medio plazo que se representa nuestro Plan Integral”.

Desde el Consistorio toledano “lo que hemos venido haciendo representa un compromiso cotidiano en la supresión de barreras y en la promoción de la accesibilidad”. En este sentido, los ejemplos son múltiples: rampas, aceras, jardines, plazas, marquesinas, taxis adaptados, pasos de peatones, ascensores exteriores etc.