Así lo han puesto de manifiesto durante la I Jornada de Enfermería Escolar que durante este jueves y viernes han celebrado ambas organizaciones sindicales en , con la asistencia de más de medio centenar de delegados, y en la que han reclamado al la incorporación de la enfermera escolar en la plantilla de los centros educativos de la región para asistir y formar sanitariamente a los escolares, según han informado SATSE, ANPE y FSES en nota de prensa.

ANPE y SATSE han querido remarcar la necesidad de que todos los centros educativos de Castilla-La Mancha cuenten con profesionales de enfermería que ofrezcan a sus alumnos los cuidados que éstos necesitan y que, de igual manera, puedan realizar acciones informativas y de sensibilización sobre promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

Durante la Jornada ambas organizaciones han coincidido en que la presencia de una enfermera en los centros es “fundamental” para ofrecer una buena educación en salud a jóvenes, que dispondrían de pautas y herramientas para evitar hábitos como el tabaquismo, la drogadicción o los trastornos alimenticios, entre otros.

Al mismo tiempo, la presencia de enfermeras en las escuelas permitiría prestar una atención sanitaria integral y continuada a los pequeños que así lo necesiten, sin que se viera afectada su escolarización por problemas de salud. En la actualidad, todavía son pocos los colegios en la región que cuentan con la figura de la enfermera escolar.

“La inclusión de una enfermera escolar en las plantillas de los centros educativos supone a largo plazo una inversión en la salud del futuro”, ha defendido el secretario autonómico de SATSE Castilla-La Mancha, , quien ha añadido que la adquisición de hábitos de vida saludables en edades tempranas “conlleva la reducción de riesgos de tener enfermedades futuras, con el consiguiente beneficio para la salud de la personal y el ahorro para el sistema sanitario”.

Por su parte, el presidente de ANPE en Castilla-La Mancha, , ha señalado que la presencia de enfermeras en los centros escolares “evitaría los problemas a los que se deben enfrentar algunos docentes que se ven obligados a atender necesidades de salud especiales, a pesar de no estar dentro de sus competencias”.

“La enfermera integrada en el equipo docente supone un valor añadido, no sólo para normalizar la vida de escolares con enfermedades crónicas, sino para fomentar los hábitos de vida saludables y evitar el absentismo”, ha concluido Izquierdo.

Durante la jornada, que ha sido clausurada por los presidentes estatales de ANPE y SATSE, y , respectivamente, se han celebrado distintas mesas de trabajo en las que se ha analizado la figura de la enfermera escolar, el marco normativo y legal, su función asistencial además de incluir la participación de profesores, enfermeras y padres de alumnos que han contado sus experiencias con la enfermería escolar.

Ambas organizaciones han coincidido igualmente en señalar que la figura de la enfermera escolar dependería de la Consejería de Sanidad y no influiría en el horario lectivo del profesorado.