Respecto al tipo de actividades, claves para la actualización de conocimientos y para la mejora continua de la asistencia sanitaria, se llevaron a cabo 76 cursos, 25 talleres, cinco jornadas y tres seminarios, de las que 67 obtuvieron la acreditación de la Comisión de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias de Castilla-La Mancha, ha informado la Junta en un comunicado.

Atendiendo a las materias tratadas, las acciones formativas que generaron mayor número de horas fueron las dirigidas a la formación de personal de nueva incorporación, con más de 600 horas, seguidas de las de Ofimática (153 horas), Técnicas generales (130,5 horas), Compras y logística sanitaria (114,5 horas) y Metodología de investigación en Ciencias de la Salud (106 horas).

Además, también se celebraron actividades formativas centradas en la asistencia en Urgencias, Seguridad del Paciente, distintas técnicas de reanimación, Cirugía y cirugía menor, asistencia materno-infantil, salud laboral y prevención de riesgos laborales, entre otras.

TODAS LAS CATEGORÍAS PROFESIONALES

En lo que respecta al perfil de los profesionales destinatarios de las acciones formativas, resalta la actividad en el ámbito de la Enfermería, con más de 1.050 horas divididas en 45 acciones formativas.

En segundo lugar, las dirigidas a personal facultativo, que abarcaron más de 200 horas en 20 actividades. Del resto, casi 200 horas correspondieron a actividades dirigidas a técnicos sanitarios, 140 a residentes en formación; 101 a fisioterapeutas; 89 a personal de gestión y servicios; 26,5 a mandos intermedios y 145,5 a otras categorías profesionales.

Además, casi 380 horas de actividades formativas se dirigieron a varias categorías, pudiendo participar profesionales de cualquier sector de actividad perteneciente al Área Integrada de Talavera.