Tolón ha destacado que se ha querido unir la Capitalidad Gastronómica con la cultura, el y la solidaridad para “hacer un Toledo más fuerte”. Con esta exposición, ha explicado, se quiere dar un espaldarazo al bodegón, a la cultura contemporánea, “porque tenemos un gran porcentaje de artistas en toda España que expresan su arte a través de esta cultura, muchos de ellos de nuestra ciudad”.

Por ello, ha recordado la alcaldesa, “se ha querido destacar los trabajos de los artistas toledanos en esta muestra”. En total, once pintores de la ciudad, algunos de ellos del Grupo Tolmo, comparten sala con las creaciones de pintores de gran importancia nacional e internacional.

Milagros Tolón ha dicho que Toledo “es pasado, es presente y es futuro”, y que “su futuro pasa por la cultura y las artes como la pintura contemporánea”. Se ha referido además a los buenos datos turísticos que la ciudad está obteniendo en los últimos meses y las buenas perspectivas turísticas que se proyectan para el resto del año. El objetivo del Ayuntamiento, ha asegurado, es que Toledo se posicione en el mapa de la gastronomía, pero no sólo por su arte culinario, sino también por su patrimonio de los sentidos.

A esta inauguración ha asistido una nutrida representación de los autores que han participado en la exposición, algo que ha puesto en valor también la alcaldesa de la ciudad. Tras el acto, la alcaldesa se ha fotografiado con los artistas asistentes en el Parador.

Siglos XX y XXI

“A la mesa. Bodegones en el Arte”, que se podrá ver en el Museo de Santa Cruz desde el próximo 4 de mayo y que incluye piezas de los principales movimientos pictóricos de los siglos XX y XXI y de autores como Picasso, , Antonio López, Miquel Barceló, , , Úrculo, , , Benjamín Palencia, o y los toledanos , , , Paco Rojas, Jule o o , entre otros.

Entre las obras más destacadas, los responsables del montaje destacan unas botellas de casi dos metros de Rafael Canogar o un bodegón de Botero. También están presentes interesantes piezas de la Escuela de , los abstractos, el Pop-Art y creaciones de jóvenes artistas a través de la fotografía, aparte de tres pinturas flamencas del siglo XVII representativas del inicio del bodegón como género.

La exposición estará ubicada en la sala de temporales del Museo de Santa Cruz hasta el 4 de septiembre. El coste de la entrada es de cinco euros.