La jornada ha comenzado con el visionado de un vídeo con algunas de las actividades del curso pasado. El arzobispo ha saludado a los asistentes y ha presentado su carta pastoral para este curso ‘La Caridad es la fuente en la que beben la Iglesia y la familia’, con la que ha invitado a hacer una reflexión sobre nuestra realidad, ha informado el Arzobispado en nota de prensa.

Rodríguez ha explican “de qué hablamos cuando hablamos del amor, para recordar, en el capítulo segundo que el amor tiene origen en Dios”, animando a todos “a levantarse y ponerse en camino, como hizo María al visitar a su prima Isabel”.

Rubén Carrasco, delegado diocesano de Liturgia, ha presentado los temas de reflexión elaborados para este curso, siete temas divididos en tres bloques: Eucaristía-Sacrificio, Eucaristía-Comunión y Eucaristía-Presencia.

Tras un descanso distintas delegaciones y secretariados presentaban los objetivos, actividades y nuevos proyectos para el presente curso.Antes de concluir la mañana el arzobispo ha presidido el acto de envío de agentes de pastoral de liturgia y caridad.