La operación se desarrolló según lo previsto y se le extirpó la lesión por completo mediante laparoscopia, según ha informado este jueves la Vicaría General del Arzobispado de Toledo en nota de prensa.

Como estaba previsto, al finalizar la operación fue ingresado en la UCI del centro, donde ha permanecido toda la noche, que ha transcurrido con normalidad.

Esta intervención se produce una vez finalizado el tratamiento sistémico que Rodríguez ha recibido en las últimas semanas. El prelado, que tiene 75 años, ya se sometió el pasado mes de mayo a una laparoscopia en un centro hospitalario a causa de esta misma lesión.