Esa visión del ser humano, según ha expresado el primado toledano en su escrito semanal, que está detrás del proyecto de ley, “es burguesa por los cuatros costados”. “Tal vez es duro oír que la política de promoción de la eutanasia es un modo de reducir los costos de la Seguridad Social. Pero es verdad”, ha sentenciado.

A su juicio, “es capitalismo sin más”, aunque ha dejado claro que no es partidario “el encarnizamiento terapéutico, pero sí de los cuidados paliativos”.

“Para justificar la eutanasia, también desde hace mucho tiempo, se pone en marcha todos los recursos del poder: desde el cine y la televisión y todos los demás aparatos de la propaganda. No ha sido colocada en el Parlamente este proyecto de ley por casualidad; se ha escogido el momento”, ha concluido.