En su escrito semanal, recogido por Europa Press, Rodríguez Plaza ha apuntado que muchos inmigrantes llegados de Venezuela “tienen una profesión y desean trabajar, pero las administraciones, siempre lentas, no resuelven sus problemas de papeleo, permisos de trabajo y de estancia”.

“No basta con criticar a sus autoridades, que son los responsables de tantas situaciones lamentables, sino actuar. Es una llamada urgente. Les agradezco cuanto puedan hacer”, añade el arzobispo.