La iniciativa, que se enmarca dentro del programa global ‘Actividades y prestación de servicios en materia sociosanitaria’, propone ayudar a personas con trastornos en la alimentación mediante talleres en los institutos y charlas con los progenitores, familiares y entorno en general, según ha informado la Diputación de Toledo en nota de prensa.

Ese proyecto aborda tres niveles de prevención de los afectados. En un primer estadio se ocupa de la prevención primaria, previniendo la aparición de nuevos casos anuales; en la prevención secundaria se busca reducir el tiempo de duración del trastorno y el tiempo de demora en el inicio del tratamiento, y en la prevención terciaria se intenta tratar lo antes posible y con los recursos más apropiados las patologías.