La concejala de Servicios Públicos y Sostenibilidad, , ha informado este martes sobre la adhesión del Ayuntamiento de Toledo el próximo sábado 30 de marzo a la ‘Hora del Planeta’ para lo que desactivará la iluminación ornamental de 23 monumentos de la ciudad, sumándose así al apagón mundial que se producirá de 20:30 a 21:30 horas.

Con este “gesto simbólico y muy visual”, ha dicho la responsable municipal, el Consistorio toledano quiere servir de ejemplo para la ciudadanía y animar a las toledanas y toledanos a que se adhieran en sus hogares a esta iniciativa de la organización porque “muchos gestos individuales, pueden impulsar grandes cambios”.

Eva Jiménez ha explicado que “el planeta se juega su futuro si tanto las instituciones como la ciudadanía no se plantean un cambio de rumbo”, de ahí que haya hecho un llamamiento para que toda la ciudadanía aporte “su granito de arena” el 30 de marzo porque “sin su implicación no conseguiremos salvar el planeta para generaciones futuras”.

Una hora, ha señalado, que espera además, sirva para cambiar hábitos porque “la revolución ambiental tiene que ser individual”, al margen de la necesidad de que deba estar liderada por las administraciones y cuente con la modificación sustancial de las políticas públicas.

Ahorro energético en los hogares

La concejala de Servicios Públicos y Sostenibilidad ha indicado que el Ayuntamiento debe ser un referente para la población y debe actuar con conciencia en esta materia, por ello Eva Jiménez ha aprovechado la comparecencia para poner algunos ejemplos llevados a cabo en el Consistorio y que “pueden servir de pistas sobre cómo ahorrar energía a los vecinos de Toledo”.

En este sentido, ha explicado que desde hace unos años, la energía eléctrica que se consume en las dependencias municipales es “verde”, proviene de energías renovables. Una acción a la que también pueden optar los vecinos y vecinas de la ciudad llamando a sus comercializadoras, ha dicho la edil.

También ha hablado de bajar la potencia de la energía contratada en los hogares y gestionar el consumo horario, “lo que supondría un ahorro económico para muchas familias” y que también se ha tenido en cuenta en el Ayuntamiento, ha añadido.

De otro lado, ha abogado por la renovación de los sistemas de iluminación a luminarias led y la telegestión, “para optimizar el consumo”, que también se ha aplicado en el alumbrado público de la ciudad, como otra forma de ahorrar energía y dinero en las casas, además de reducir las emisiones de CO2. Sobre esto, ha dicho que estas inversiones se amortizan pronto, sobre todo por la reducción en la factura de la luz.

Asimismo, Eva Jiménez ha insistido en la importancia de concienciar a la población en el uso responsable del agua porque su consumo excesivo también implica un alto gasto energético en el proceso del traslado del agua de los embalses a la ciudad. Al igual que se produce arrojando toallitas al inodoro que generan importantes efectos medioambientales, además de problemas serios en la infraestructura de saneamiento y gastos energéticos adicionales para limpiar y hacer funcionar los bombeos.

Por último, la responsable municipal se ha hecho eco del movimiento estudiantil contra el cambio climático impulsado en diferentes países durante el último mes para decir que “los más jóvenes tienen derecho a un planeta con futuro ya que la Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos”.

Apagón en 23 monumentos

Los monumentos de Toledo que el Consistorio apagará durante la Hora del Planeta, de 20:30 a 21:30 horas, el próximo 30 de marzo, son: Edificio del Ayuntamiento, Cortes de Castilla La Mancha, Delegación del , Palacio de Fuensalida, , Catedral, Puerta de Bisagra, Baño de la Cava, Puente de Alcántara, Puente de San Martín, Riberas del Tajo, Circo Romano, Murallas de Toledo, Puertas de Bisagra, del Sol, de Alfonso VI, de Alcántara y del Cambrón, Teatro de Rojas, iglesias de Los Jesuitas, de y de y el Castillo de San Servando.