El Consistorio toledano ha comenzado a instalar en diferentes pasos de cebra de la ciudad un nuevo sistema de iluminación más preciso y delimitado para mejorar la visibilidad durante la noche y garantizar la seguridad vial de los peatones. En estos momentos, se están ejecutando obras en 12 de ellos, cinco ya están terminados y dos se encuentran en estudio.

En concreto, desde el pasado viernes lucen nuevas luminarias los pasos de cebra de la calle Río Alberche en el barrio del Polígono por los que se accede al parque Río Huso, al parque y al parque Río Miño. También se ha mejorado la iluminación en los pasos de peatones de acceso al Paseo Gómez Manrique desde las calles Río Huso y Río Miño.

En este entorno del distrito de , se está interviniendo también en la calle Río Valdemarías y las vías aledañas, en las que el Ayuntamiento está instalando nuevo alumbrado público con luminarias led de menor potencia y mayor iluminación para conseguir una mejor eficiencia energética.

En todos los barrio s

Además, la puesta en marcha de este novedoso sistema lumínico se está ejecutando en otros pasos de cebra de la ciudad que confluyen en las siguientes vías: calle Diego de Castilla y avenida de la Legua, calle Corpus Christi y Agén, calle en la , avenida Más del Ribero y glorieta de , y calle Fresnedoso en el Colegio ‘Ciudad de Toledo’.

También se está actuando en los pasos de peatones de ronda de , 2, junto a la casa sacerdotal; avenida de Castilla-La Mancha junto al edificio Toletum; avenida de Barber en la confluencia con la calle y a la altura del ; la glorieta de Grecia en la entrada de la variante; la calle Río Guadarrama y el paseo , en el , y la calle Río Tajuña y Río Guadarrama.

Este nuevo sistema que se está implantando consiste en la instalación de dos puntos de luz, uno a cada lado del paso de cebra, con una potencia de 40 vatios por cada luminaria, lo que supone un coste anual por cada paso de cebra de 33 euros. Si el paso de peatones ocupa dos calzadas, los puntos de luz se extienden a cuatro.

En total, se están instalando 46 nuevos puntos de luz que intensificarán la visibilidad en estos pasos de peatones cuando cae la noche con el objetivo de aumentar la seguridad vial sin provocar deslumbramientos a los conductores.

La intervención, que cuenta con un presupuesto de 72.500 euros, se está llevando a cabo a través de la Concejalía de Servicios Públicos y Sostenibilidad en colaboración con la Concejalía de Movilidad, y responde a uno de los proyectos aprobados en el Pleno municipal con cargo al superávit de 2017.

Este sistema lumínico está funcionando satisfactoriamente en la calle Río Arlés, primer vial en el que se instaló, que conecta la N-400 con la rotonda de ; de ahí que el Gobierno municipal haya querido extender el modelo a otras zonas de la ciudad.

Iluminacion_pasos_peatones-3