“Llama mucho la atención que se incluyese con calzador este nuevo requerimiento al Ayuntamiento de Mora en una Junta de Gobierno de la Diputación, tan solo un día después de que acompañase a Arturo Garcia Tizón en una rueda de prensa donde informamos que los juzgados habían declarado la nulidad de la Comisión de Investigación de los pisos de la Calle Cisneros”, ha indicado Bravo en nota de prensa.

El Consistorio recuerda que ya el año pasado en otro acuerdo de Junta de del 17 de febrero de 2017 ya se reclamó al Ayuntamiento moracho la devolución de estas cantidades adelantadas en 2015 (96.000 euros aproximadamente) de la subvención concedida, acuerdo al que Bravo presentó alegaciones el 3 de abril del pasado año sin haber recibido respuesta alguna hasta el pasado 9 de febrero, día en el que tuvo entrada en el Ayuntamiento de Mora esta segunda solicitud.

“Seguimos estando seguros de que este recurso, como el resto que hasta la fecha hemos interpuesto, prosperará, ya que en el año 2015 respetamos tanto el objeto que era la contratación de 138 desempleados morachos que el ayuntamiento contrató y pago en 2015, y no pueden venir ahora tres años después a retirarnos esta subvención que se nos concedió para ayudar a nuestros vecinos, tal y como hicimos en su momento”.

El regidor moracho ha mostrado su indignación por la forma de actuar del actual Gobierno socialista encabezado por Alvaro Gutiérrez, ya que “las alegaciones presentadas el 3 de abril de 2017, no han sido tenidas en cuenta en el acuerdo que hemos recurrido, hasta el punto que en el propio acuerdo se indica que “el Ayuntamiento de Mora de Toledo no ha presentado alegaciones” motivo por el cual justifican la procedencia del reintegro”.

Demostrando así, ha añadido, “que no solo no se han tenido en cuenta las alegaciones hechas por el Ayuntamiento moracho en su día, sino que ni tan siquiera han procedido a incorporarlas al expediente administrativo, lo que ha colocado a mi Ayuntamiento en una situación de total indefensión, vulnerando el derecho a defendernos, que quiero poner de relieve denunciando esta actitud caciquil más propia de otras épocas”.

Por este motivo, el regidor advierte al presidente de Diputación de que no se va a quedar parado, y que defenderá su Ayuntamiento, su pueblo y a sus vecinos “hasta las últimas consecuencias ante esta actuación vengativa y revanchista, ha aseverado, para agregar que “los morachos no merecen sufrir la agresión del actual Gobierno socialista de Diputación, que quiere quitarnos esta subvención”.