El Gobierno municipal ha dado a conocer este lunes a los integrantes de la Comisión Municipal del Amianto su propuesta de señalización para indicar la existencia de restos de fibrocemento en determinadas parcelas del barrio del Polígono, cumpliendo así uno de sus compromisos.

En la reunión se ha planteado el texto que aparecerá en la señalética y se ha determinado la localización de estas señales, siendo las zonas donde se instalarán: el perímetro del Barrio Avanzado, zona de de Arcas, el camino de Nambroca y las entradas a los caminos del perímetro de la avenida Vía Tarpeya.

La comisión, que se ha celebrado en el Ayuntamiento, ha estado presidida por la concejala de Servicios Medioambientales y Transición Ecológica, , y ha contado con la presencia del concejal de Seguridad y Participación Ciudadana, , y de la concejala y presidenta del , .

También han participado ediles de los diferentes grupos municipales con representación en el Consistorio toledano, miembros de la ‘Mi barrio sin amianto’ e integrantes de la ‘El Tajo’, además de técnicos municipales de la Concejalía de Servicios Medioambientales y Transición Ecológica.

En este marco, Noelia de la Cruz también ha informado del control que el Ayuntamiento viene realizando para comprobar la presencia de fibras en el aire de este material. Para ello se han tomado muestras con cuatro captadores tres veces al año.

El análisis de estas mediciones indica que no se ha encontrado ninguna de las variedades del amianto en las 12 muestras que se han tomado a lo largo de 2019 ya que están por debajo del límite de cuantificación.

De otro lado, se ha dado cuenta de la adquisición por parte del Consistorio de un nuevo captador de aire que permitirá a los servicios municipales seguir avanzando en la vigilancia de la calidad del aire desde una perspectiva medioambiental.