Con la entrada en vigor de esta normativa, aprobada por unanimidad de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento, ya se han llevado a cabo cambios estéticos en los establecimientos del Casco Histórico, que el responsable municipal ha destacado, como la supresión de los ‘cocineros’ en la vía pública o soportes móviles para anunciar la oferta gastronómica del local, por lo que ha agradecido la disposición del sector a la hora de hacer suya, ha dicho, la aplicación de la ordenanza.

“Todos coincidimos en el mismo objetivo de proteger el paisaje y el entorno urbano de la ciudad, evitando la profusión y acumulación de elementos publicitarios que lo distorsionan”, ha comentado García, para añadir que con esta ordenanza “se regulariza la actividad publicitaria visible desde la vía pública, de forma coherente y actualizada preservando la imagen de Toledo como ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad”, ha dicho, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

A la reunión han asistido, además del edil y personal técnico del Ayuntamiento, el presidente de la , ; el secretario general de la asociación, ; y el integrante de la junta directiva y profesional del sector, .

Teo García ha recordado que en la redacción de la Ordenanza Reguladora de la Publicidad y Rotulación se ha contado con la implicación de los agentes sociales y de los grupos políticos, a través de reuniones y propuestas por parte de instituciones como la , la Toledana (Fedeto), la Asociación Provincial de Hostelería, la , la , el Consorcio de Toledo o la .

RENOVACIÓN DE TERRAZAS

De otro lado, el concejal ha recordado que el plazo para solicitar la renovación de las autorizaciones de terrazas en la vía pública finaliza el 28 de febrero, además ha avanzado que el equipo de Gobierno da respuesta a una demanda del sector como es la modificación del callejero fiscal que en el caso de la AHT beneficiará a los empresarios del Paseo de la Rosa en el barrio de Santa Bárbara y a los del Paseo en el barrio de Santa María de Benquerencia, pues estas vías han pasado de primera a segunda categoría fiscal.

Asimismo, el edil ha apuntado que las autorizaciones de las terrazas se renuevan en función de la ocupación, es decir, por temporada del 1 de marzo al 31 de octubre, o anual con validez para los 12 meses del año. En función de este punto, así como de la superficie y del callejero fiscal, el Ayuntamiento establece la tasa por utilización privativa del dominio público por medio de mesas, sillas con finalidad lucrativa, marquesinas, terrazas y similares, de bares, cafeterías y restaurantes. El pago puede ser fraccionado, tal y como solicitó en su momento la Asociación de Hostelería y Turismo de Toledo.