Jiménez ha señalado que el cambio climático “ya es una realidad que poca gente discute, ya no es sólo que haya evidencias científicas de que se está produciendo una alteración en el clima más rápida, sino que también se están observando consecuencias”, según ha informado el Ayuntamiento toledano en nota de prensa.

La concejal ha indicado, que en el caso de la ciudad de Toledo, uno de los avances se ha realizado “calculando la huella de carbono” e inscribiendo a la ciudad en el Registro de Huella de Carbono del Ministerio “con el objetivo de detectar aquellas actividades e infraestructuras municipales donde más producción de gases de efecto invernadero se dan para poder optimizar las actuaciones para reducción”.

Además, el pasado 26 de octubre la capital participó en ‘Climathon 2018’ con el reto de analizar las medidas de mitigación y adaptación al cambio climático para ser implementadas en ciudades Patrimonio de la Humanidad, centrándose en dos temáticas “muy importantes” como la rehabilitación energética en edificios de patrimonio histórico y la mejora en la movilidad de los cascos históricos en las ciudades.

La ciudad canaria ha reunido a representantes de 321 entidades locales entre ayuntamientos, cabildos y diputaciones provinciales que conforman esta sección de la y Provincias (FEMP) que integra a las ciudades comprometidas, en sus políticas, con las pautas para la mitigación y adaptación al cambio climático.

El Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Servicios Públicos y Sostenibilidad, ha asegurado que trabaja “sin descanso” para hacer de Toledo una ciudad “cada vez más sostenible y más eficiente” desde el punto de vista energético con la puesta en marcha de medidas concretas “que hoy ya son una realidad”.