El Ayuntamiento de busca potenciar el Casco Histórico de la ciudad evitando que haya “casas en ruina” y fomentando la construcción, por lo que ha incluido en la modificación de las Ordenanzas Fiscales, que tendrán que ser aprobadas en pleno, un gravamen de impuestos para los edificios deshabitados y una bonificación para las obras e instalaciones en esta zona de la capital regional.

Así lo ha indicado el portavoz del equipo de Gobierno, , en una rueda de prensa en la que ha dado cuenta los acuerdos alcanzados en la última Junta de y en la que ha incidido que con estas modificaciones de las Ordenanzas Fiscales y Ordenanzas Reguladores de precios públicos para 2018, buscan también hacer una ciudad “más atractiva desde el punto de vista industrial y de financiación del empleo”.

Para la potenciación del Casco Histórico, Sabrido ha puntualizado que se contempla una bonificación de “hasta el 50 por ciento” del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para las oficinas y locales que se instalen en la ciudad y, por el contrario, un gravamen del 50 por ciento en este impuesto para las viviendas desocupadas o que tenga la categoría de “letra P”, que son edificios de especial interés cultural y artístico. “Algunos pueden tener esta letra y estar en ruinas”, ha explicado.

Del mismo modo, esta regulación incluye también una bonificación del 10 por ciento en el Impuesto sobre , Instalaciones y Obras (ICIO), con tal de fomentar las obras de viviendas y las instalaciones de empresas, que tendrán también una bonificación de entre el “30 y el 50 por ciento” que dependerá del número de trabajadores de la y, otra más, “del 3 o del 6 por ciento” por su apuesta por la eficiencia energética.

FOMENTO DE LA INDUSTRIA

También, el portavoz municipal, ha señalado que apuestan por ofrecer bonificaciones del 85 por ciento en el ICIO para fomentar la instalación de nuevas empresas en el barrio de Santa María de Benquerencia de “más de 200 trabajadores de carácter indefinido”, y un 80 por ciento para el resto de empresas.

Estas bonificaciones, ha recalcado Sabrido, suponen una reducción de ingresos de “cuantías pequeñas”, puesto que, por ejemplo, una personas que pague “unos 500 euros de IBI, se ahorraría unos dos euros”. “No es lo importante lo que se deje de ingresar, sino el fomento de las inversiones en Toledo. Si se instalan empresas como queremos de esta importancia, saldremos todos beneficiados desde el punto de vista del empleo y el crecimiento”.

De otro lado, el también concejal de Hacienda ha manifestado que “sin perjuicio de la subida del IPC, se ha mantenido un incremento del uno por ciento” para las tasa y precios públicos de Toledo, “sin mover tasas como la del control y estacionamiento de vehículos, la tasa por pruebas selectivas o por la franja única”. También, ha destacado, “los impuestos de carácter general no tendrán ninguna subida” para los ciudadanos.

SERVICIO DE Y MANTENIMIENTO EN COLEGIOS

Por otra parte, cuestionado sobre la reclamación que ha interpuesto la empresa a la adjudicación del y mantenimiento de los colegios de Toledo —otorgada en un principio a Ferroser—, el portavoz municipal ha señalado que de momento la adjudicación está suspendida y que el ha unido otro recurso que parece como si “se hubiera sumado al recurso de ”.

“El Ayuntamiento vigilará que se cumplan las preinscripciones del pliego, donde están protegidos los derechos de los trabajadores con independencia de cual sea la empresa adjudicataria”, ha aseverado Sabrido, al tiempo que ha indicado que este asunto tendrá que resolverlo el Central de Recursos Contractuales del .

PARKING

Respecto al pliego de condiciones en el que se regula el servicio de la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento (ORA) y Retirada de Vehículos de la vía pública (Grúa) de la ciudad de Toledo, y preguntado sobre si la partida que incluye éste de 400.000 euros se destinaría a la construcción de este parking, Sabrido ha afirmado que “sí se financiaría” este estacionamiento “con el concurso” ya que “si es gratuito, es una razón de más”.