Así lo ha indicado este martes, a preguntas de los periodistas tras la firma de un convenio, el concejal de Bienestar Social, Chesco Armenta, a propósito de la información publicada por el diario según la cual el Consistorio toledano ha perdido 176.000 euros al no haber ejecutado los proyectos de inclusión para los que la Dirección General de Acción Social y Cooperación de la Junta de Comunidades otorgó dichos fondos, que ahora el Ayuntamiento tendrá que devolver.

Chesco Armenta ha hablado de la normalidad en la prestación de servicios sociales y ha asegurado que las tres entidades que iban a beneficiarse de esta ayuda de la Junta siguen manteniendo sus programas “en todos sus términos”, financiados íntegramente por el Ayuntamiento.

En concreto, ha recordado la labor de la asociación socioeducativa Llere en el Cerro de los Palos, de IntermediAcción en un programa de convivencia en 109 viviendas del barrio del Polígono y de Enlace Empleo en el programa Toledo Incorpora.

Para el edil, la falta de estos fondos no supone una pérdida, al tiempo que ha avanzado que se va a ampliar la plantilla de empleados con un trabajador social y con dos educadores.