Así lo ha indicado Puig, a preguntas de los medios este martes tras presentar el desfile de moda de la Feria y Fiestas de Agosto de Toledo, y tras conocerse este lunes que la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura ha propuesto un trasvase para el mes de agosto de 20 hectómetros cúbicos para atender las necesidades hídricas de las cuencas receptoras.

Así, la viceportavoz municipal, ha destacado que lo que quiere Toledo es un río Tajo “limpio”, ya que actualmente “agoniza”. Por ello ha abogado por apostar por los caudales ecológicos y el fin del trasvase.