Así consta en el decreto de dicha Consejería, que publica este miércoles el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, en la que se indica que con esos fondos el Consistorio pudo adquirir una escultura realizada en silueta de acero, de 3 metros de larga y 1,10 metros de ancha, que se ha situado en un lugar emblemático del recorrido del toro enmaromado.

A cargo de dicha subvención, se costea también la adquisición de lonas, dípticos, cuadrípticos, rollup, pulsera; la cartelería publicitaria: elquiler de carpas para exposición productos típicos; aterías multicolor, tracas, cohetes y fuegos artificiales.

De igual modo, se cubren los gastos de alquiler escenario y de alquiler de equipo de sonido instalado en el parque de El Prado de Yuncos, durante la jornada del 15 de junio.

El considera prioritario “el apoyo financiero a la celebración del XVI Congreso Nacional de Toros de Cuerda, dada la repercusión turística de un evento de estas características que acoge a un gran número de congresistas y visitantes, a lo que contribuye la inmejorable situación geográfica de Yuncos, así como su capacidad para la proyección del producto Castilla-La Mancha y para la captación de turistas con destino hacia nuestra región”.

De igual modo, el departamento que dirige justifica el otorgamiento de dicha subvención en la importancia socio-económica del sector turístico en el ámbito de la estructura productiva y “el gran interés e impacto económico y social que ha supuesto la celebración del XVI Congreso Nacional de Toros de Cuerda”.

“Habida cuenta de su finalidad y objeto, se acredita la singularidad de la concesión directa al ayuntamiento de Yuncos y por ello, la dificultad de su convocatoria pública”, ha admitido la Consejería, que explica que esta ayuda queda subsumida dentro del texto refundido de la Ley de Hacienda de Castilla-La Mancha a cuyo tenor podrán concederse de forma directa las subvenciones en las cuales se acrediten razones de interés público, social, económico, humanitario, u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública.